La conexión Herrera-Trintxerpe, lista en un año

Los responsables de Gobierno Vasco, Ayuntamientos de San Sebastián y Pasaia y Autoridad Portuaria, además de la Diputación, durante la visita./Usoz
Los responsables de Gobierno Vasco, Ayuntamientos de San Sebastián y Pasaia y Autoridad Portuaria, además de la Diputación, durante la visita. / Usoz

Tras meses de retraso, se reactiva la primera gran obra para la regeneración de Pasaia

Amaia Chico
AMAIA CHICO

La conexión entre Herrera y Trintxerpe vuelve a tener fecha de fin de obra. Y esta vez parece que es la definitiva. Dentro de un año, los vecinos que cada día atraviesan la zona portuaria por el zigzag de vallas y camino de tierra provisional, podrán inaugurar la nueva pasarela para peatones y bicis que integrará ambos lados de un terreno portuario que ha dado más problemas de los previstos.

Los responsables de todas las instituciones implicadas, Gobierno Vasco, Ayuntamientos de San Sebastián y Pasaia y Autoridad Portuaria, además de la Diputación foral, han relanzado esta mañana las obras que, tras “graves” contratiempos administrativos y técnicos, y unos modificados que incrementan el coste en 308.000 euros, vuelven a coger impulso. “La colaboración interinstitucional ha permitido salvar el proyecto, y esperemos que este sea el inicio para que la integración entre el puerto y la ciudad sea una realidad”, ha asegurado la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, durante la visita que junto a Eneko Goia, Izaskun Gómez, Ricardo Peña y Marisol Garmendia han realizado a las obras.

4,8 millones de euros de presupuesto

Los trabajos, que tienen un presupuesto de 4,8 millones de euros que serán financiados por el Gobierno Vasco, se centran en preparar el terreno para elevar la cota hasta la altura de la estación del Topo de Herrera, con el fin de conectar mediante una pasarela Herrera con el muelle de San Pedro en Trintxerpe, y generar un espacio de zonas verdes para los vecinos.

Esta obra se trata del primer paso, el único factible de momento, para la gran operación de regeneración de la bahía de Pasaia. “Yo prefiero llamarlo transformación”, ha puntualizado su alcaldesa, quien ha recordado que la regeneración urbana debe “ir acompañada de regeneración económica y social”, y ha lanzado un mensaje de “optimismo” a los vecinos. “Entiendo su inquietud, pero ahora la obra va a coger vigor”, ha confiado. “Es un punto complicado, pero se va a rematar de forma adecuado”, se ha congratulado también su homólogo donostiarra.

Fotos

Vídeos