Las comparsas donostiarras podrían no desfilar este año en Trintxerpe

Desfile. Una de las comparsas de Carnaval bailando por las cercanías de la zona de carbones en Trintxerpe./VIÑAS
Desfile. Una de las comparsas de Carnaval bailando por las cercanías de la zona de carbones en Trintxerpe. / VIÑAS

Cerca de una veintena de agrupaciones de Carnaval trasladará su actuación a otro municipio si no se le permite ampliar el recorrido a San Pedro

ELENA VIÑASPASAIA.

Aseguran que la decisión ya está tomada y que no se trata de un farol. La cerca de una veintena de comparsas de Carnaval de San Sebastián que cada año desfila en Trintxerpe se reunirá esta misma tarde para fijar un plazo límite. Si en ese tiempo no se llega a un acuerdo con el Ayuntamiento de Pasaia para poder desfilar desde San Pedro, concretamente desde las casas nuevas de Velasco, no tomarán parte en los festejos de la población.

«Nuestra voluntad es salir en Trintxerpe, pero si no podemos recuperar el recorrido que el desfile tenía anteriormente, nos iremos a otro municipio. De hecho, ya tenemos otro circuito apalabrado. Es algo que hemos decidido entre todos mediante votación», aseguraron a este periódico representantes de las comparsas donostiarras.

El desfile que durante años arrancaba en San Pedro para finalizar en los límites de Trintxerpe con Bidebieta sufrió una considerable reducción a partir de 2012, con motivo del inicio de las obras de construcción de la lonja pesquera. Desde entonces, el recorrido parte de la zona de carbones para continuar por Euskadi Etorbidea y finalizar metros antes de la rotonda del Ancla. Las dimensiones de la población no dejan demasiado margen de maniobra.

«En la primera parte nadie nos ve y cuando la cabeza de la comparsa llega a Correos, tenemos que quitar la música e ir andando. Al final, movemos a cientos de comparseros para bailar solo diez minutos», se quejan las agrupaciones.

Dispuestas a ampliar el trayecto, plantearon algunos meses atrás a la teniente alcalde de Trintxerpe, Lore Suárez, la posibilidad de salir desde la calle Esnabide, habilitando un carril de circulación altenativa dentro del recinto portuario, precisando para ello de dos semáforos o de dos agentes de la Guardia Municipal que regulasen el tráfico en ese punto. Además, contemplaban situar una parte de las carrozas ante las viviendas de reciente construcción en San Pedro y el resto, en la explanada próxima a la fábrica de hielo.

Según explican, «acudimos como colectivo a la Autoridad Portuaria de Pasaia a solicitar permiso y hemos conseguido una autorización por escrito firmada por el presidente. El Ayuntamiento no hizo nada porque decía que les iba a contestar que no o pedirles más adelante algo a cambio».

Con su propuesta sobre la mesa y el documento del puerto ya en su poder, las comparsas se lamentan de que no han conseguido llegar aún a ningún acuerdo con la responsable municipal. «Hemos asumido responsabilidades que no nos corresponden, teniendo que negociar con autoridades del puerto, mientras ella parece no tener voluntad de solucionar el problema. En este tiempo solo hemos tenido dos reuniones de diez minutos. Está dejando pasar el tiempo», critican.

Su última comunicación tuvo lugar, al parecer, el pasado 30 de noviembre, cuando intercambiaron mensajes por Whatsapp sobre las dimensiones de las carrozas para poder establecer «a cuántas se puede invitar» este año. «Necesitamos saber si se nos va a dejar desfilar o no, para poder comprometernos con otro municipio que tenemos esperando para darle una respuesta», indican.

Quieren «bailar más tiempo»

El problema que genera la limitación del recorrido del Carnaval de Trintxerpe no es nuevo. Las comparsas de San Sebastián admiten que las últimas ediciones han tratado de ampliarlo. «El año pasado lo intentamos, pero no respondieron que no podíamos porque estábamos en el nivel cuatro de alerta antiterrorista y no se podía concentrar tanta gente en San Pedro. Como si no ocurriera lo mismo en Trintxerpe», se quejan.

Los responsables de las formaciones aclaran que lo único que piden es «poder bailar más tiempo». «Las comparsas movemos mucha gente que va a vernos desfilar y eso es bueno para el pueblo, para los comerciantes, los hosteleros y los feriantes. No pedimos dinero, solo que nos dejen hacer algo más decente», comentan.

Para finalizar, declaran que esperarán hasta el último minuto para tomar la decisión definitiva. «No queremos que nadie ponga en duda que no hemos hecho todo lo posible para salir en Trintxerpe. Nuestra voluntad es buscar soluciones», apostillan.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos