Color y música para combatir el mal tiempo

Niños y adultos participaron en la ya tradicional Txaranga Porrusalda inundando de música y color medio San Pedro. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS

Algunos de los actos festivos tuvieron que ser suspendidos a consecuencia de la adversa climatología

ELENA VIÑASPASAIA.

Hacía años que no se recordaban unas fiestas de San Pedro con tan mal tiempo como el que les está acompañando en esta ocasión a diario, hasta el punto de que ayer tuvieron que suspenderse algunos de los actos previstos a lo largo de la jornada. Entre ellos, el concurso de arraitxiki, a consecuencia de la mala mar, y el arranque de 'San Pedron bizi', ese día en el que todo el pueblo estaba llamado a dividirse en función del barrio en el que residen para tomar parte en diferentes desafíos.

Aún así, los sanpedrotarras no dudaron en vestir la camiseta correspondiente a cada cuadrilla. Torrekuak, Ongietorriyak, Goikuak... La idea sedujo a la población, convirtiéndose en un éxito que ya promete repetirse en próximas ediciones. Así lo aseguraban muchos de sus participantes.

A punto estuvo también de suspenderse la salida anual de la Txaranga Porrusalda, la agrupación formada por padres y niños ataviados de blanco y rojo. Desafiando a la lluvia, inundaron las calles de globos de colores y el sonido de la música, acompañado de repiques de tapaderas que se entrechocaban sin descanso. La actuación culminó a mediodía en el frontón, soltando los globos que se elevaron hacia un cielo gris plomizo dispuestos a poner una nota de color.

A esa misma hora, los jóvenes se afanaban en trasladar de una esquina a otra del casco antiguo una carpa sobre sus hombros. Coordinados a la perfección, lograron habilitarla en las denominadas casas del puerto, con el fin de celebrar a cubierto la comida popular que habría de reunir a 250 personas.

«Es uno de los años que más gente hemos reunido y casualidad, tiene que hacer este tiempo», se lamentaban algunos de los organizadores, que contaron con un cómplice de excepción: el sanjuandarra Piraña Real, miembro del popular Comando Zurito. Él fue el encargado de preparar, con ayuda, la paellada de la que disfrutaron los sanpedrotarras en el penúltimo día de fiestas patronales.

Fotos

Vídeos