«No fue caótica ni desorganizada»

La bahía teñida de blanco. La nieve cubrió el paisaje de toda Pasaia, desde los montes hasta el mar.
/FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS
La bahía teñida de blanco. La nieve cubrió el paisaje de toda Pasaia, desde los montes hasta el mar. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS

La edil sale al paso de las acusaciones de Puede Pasaia, afirmando que se tomaron las medidas recomendadas Lore Suárez asegura que en la jornada del miércoles no hubo descoordinación

ELENA VIÑAS PASAIA.

Durante la jornada del pasado miércoles, en la que la nieve se convirtió en la protagonista indiscutible, en Pasaia se tomaron, «en todo momento», las medidas que los responsables técnicos recomendaron «tanto en la previsión como durante aquella mañana». Así lo manifiesta la concejala de Movilidad, Lore Suárez, quien ayer dio cuenta del trabajo que desarrolló el personal municipal.

Según explicó la edil socialista, en relación al departamento de Mantenimiento Urbano y Servicios, «como se hace desde el mes de octubre», había reservas de sal ubicadas «estratégicamente» en locales utilizados por éste en las zonas altas y en Antxo. «También se disponían estratégicamente las palas anchas para limpiar nieve de las aceras en diferentes puntos de los cuatro distritos y los operarios iniciaron a primerísima hora las labores de eliminación de nieve y esparcieron sal por aceras y pasos de peatones. Ese material se había adquirido con antelación y especialmente, para situaciones como la que vivimos el pasado miércoles», señaló.

La pala quitanieves que se utiliza y que suele estar guardada en las dependencias del departamento cumplió su función, aunque retrasó 20 minutos su prevista llegada a Trintxerpe, debido a la dificultad de acceso por la carretera de Lezo. «Se tuvo que acceder por el vial portuario, estando a las 8.40 en Trintxerpe plenamente operativa. Este material se revisa periódicamente aunque su utilización no es muy común -hay que recordar que la última gran nevada fue en 1996- para, precisamente, estar en óptimas condiciones para casos como el del miércoles», indicó.

REACCIONESLore Suárez Concejala de Movilidad «Su portavoz no puede hacer ninguna labor de oposición seria» Julen Rodríguez Portavoz Puede Pasaia «Tomó decisiones improvisadas, con una grave falta de previsión»

En previsión de la situación que anunciaba la alerta naranja, «todos los efectivos de servicios estaban dispuestos y sabían qué labores y a qué lugares debían acudir y así mismo, el material preciso y necesario estaba preparado». Suárez aclara que no se esparció sal porque, a la espera de la nevada, no es una medida «oportuna» según los técnicos municipales. «Esparcir sal no evita que la nieve cuaje. Lo oportuno y eficaz es retirar la nieve e inmediatamente esparcir la sal para evitar el hielo, y así, correctamente, se procedió en aceras, carreteras y pasos de peatones», aseguró.

Por su parte, la Guardia Municipal en el turno de noche tenía los vehículos «preparados, equipados y prevenidos para actuar», y cortó bien de madrugada, cuando comenzó a nevar, los accesos a las zonas altas. Tras el cambio de turno, a primera hora, se iniciaron las labores de coordinación con el departamento de Servicios para dar apoyo a la pala quitanieves en sus trabajos en las zonas altas, así como las de ordenación el tráfico y la circulación, informando a conductores y desviando a los mismos al estacionamiento provisional que se solicitó a la Autoridad Portuaria ante el embotellamiento de la rotonda de Gomistegi fruto de la situación de atasco en la variante y en Bidebieta.

Se solicitó, además, la apertura del vial portuario dada la situación de la N-1 a su paso por Antxo y desde la Policía Local y Servicios se coordinaban las acciones comunicando cómo, según avanzaban las primeras horas del día, se normalizaba en el municipio la situación. «Así, se fue informando en tiempo real a los ciudadanos a través de la web y redes sociales de cómo iba evolucionando la situación: colegios cerrados, transporte público disponible, viarios municipales limpios y operativos...», recuerda la edil. Lore Suárez añade que, a las 10.00, la alcaldesa comunicó a los portavoces que se estaba procediendo de esta manera para informar a la ciudadanía.

Los agentes estaban distribuidos en diferentes puntos de Pasaia que están valorados como susceptibles de ser más problemáticos para la circulación en situaciones como la del pasado miércoles. «A pesar de que a las 11.00 la situación de circulación y accesos estaba normalizada en todos los distritos, seguíamos teniendo problemas con los accesos viarios que competían a otras administraciones. La restitución del servicio de transporte público por bus se normalizó hacia el mediodía, pero eso es responsabilidad de la empresa. El Ayuntamiento tanto telefónica como presencialmente atendió a los vecinos que así lo requirieron con total fluidez y normalidad, permaneciendo abiertas desde primera hora las oficinas del SAC», declaró.

La edil salió así al paso de las acusaciones vertidas el día antes por Puede Pasaia, quien habló de «falta de planificación» y que «las personas de este gobierno responsables tanto de Servicios, como de la Guardia Municipal y Personal tomaron las decisiones de manera improvisada, demostrando una grave falta de previsión». Suárez aseguró que «la jornada no fue caótica ni desorganizada». «Ningún representante de Puede Pasaia solicitó, ni antes ni posteriormente, información a ningún responsable político ni técnico de cómo se organizó la previsión. Por tanto, lo que afirma en su nota, una vez más, como de costumbre es falso», subraya.

Suárez añadió que Puede Pasaia demuestra «una vez más» que desconoce cómo funciona la administración municipal, «y no la conoce porque para conocerla hay que trabajar, cosa que es obvio que no ha hecho». «Difícilmente su portavoz puede hacer ninguna labor de oposición más seria y diligente: mientras el miércoles estaba calentito jugando con su móvil, otros estábamos a pie de calle, con los ciudadanos, trabajando para devolver cuanto antes la normalidad al municipio», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos