El campo de Don Bosco se renovará antes del final de este año

Renovación. El campo de Don Bosco durante un partido disputado por el Pasaia Kirol Elkartea. / VIÑAS
Renovación. El campo de Don Bosco durante un partido disputado por el Pasaia Kirol Elkartea. / VIÑAS

La obra, que tiene un coste superior a los 370.000 euros, será financiada por la Diputación de Gipuzkoa

ELENA VIÑAS PASAIA.

El Ayuntamiento ha anunciado que antes de final de año se renovará la instalación deportiva situada en el Centro Integrado de Formación Profesional Don Bosco, que desde hace más de una década está gestionada por Pasaia KE después de derribarse el campo de Molinao por la obra del ramal de conexión de la GI-363. La financiación para esta obra se enmarca dentro del Plan de Equipamientos Deportivos que la Diputación Foral de Gipuzkoa ha puesto en marcha para el periodo 2017-2020. La obra en cuestión será financiada al 100% por el ente foral con un presupuesto total de 370.049,07 euros.

El Consistorio ha detallado la adecuación que se va a realizar. Según explica, «debido a las condiciones actuales del césped, así como el estado de la instalación de riego se prevé el cambio del césped artificial, por césped que cumple las condiciones establecidas por la Federación Española de Fútbol para competiciones de hasta Segunda División B, así como el cambio de parte de la instalación de riego, instalando los cañones de riego elevados. El marcado permanente, con franjas constituidas por fibra de diferentes colores diferenciando el marcado de fútbol 7 (dos campos transversales) y fútbol 11 (longitudinal), cumpliendo las medidas establecidas por la Federación Española de Fútbol para la mejor utilización deportiva y óptimo aprovechamiento del suelo».

La obra se realizará en varias fases. Se procederá al levantamiento del césped actual y una revisión del forjado o base del futuro césped. Se procederá al tratamiento a base de pintura al recrecido actual sobre el forjado de hormigón. Este tratamiento debe conseguir la fijación y sellado de la base actual, y evitar la limpieza de las sales y morteros del actual recrecido que están generando una saturación y colmatación de las instalaciones de drenaje superficial con los consiguientes problemas que ha originado hasta a la actualidad, tanto en los vestuarios como en los garajes situados en las cotas inferiores. Se procederá, asimismo, a la renovación de todas las bajantes de aguas pluviales.

También se procederá a la renovación de la red de riego, con la modificación y anulación de los actuales aspersores que se sitúan dentro del campo de juego y en ambas bandas que serán sustituidos por cañones/aspersores elevados.

El césped artificial presentará las características de los materiales que existen en el mercado de última generación, que tendrá al menos de una altura de 60 milímetros, será bicolor y multinervado con un relleno de arena, caucho y acabado en corcho. Parte del antiguo césped que se retire se reutilizará en la zona anexa al campo de fútbol, que está previsto acondicionar como zona complementaria de calentamiento. En este espacio está previsto realizar un trabajo de acondicionamiento y nivelación de la subbase, formación de una solera armada de 10 centímetros para la posterior colocación de la hierba reutilizada.

También se renovarán todos los elementos deportivos de la instalación: porterías, banquillos, túnel de salida de vestuarios y los falsos techos de los vestuarios entre otros.

Todas estas mejoras redundarán en la mejora de la práctica deportiva de los equipos de fútbol del municipio, mejorando sin duda las prestaciones de la superficie de juego solventando del mismo modo los problemas estructurales que se manifestaban en la solera de hormigón del campo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos