La Batelerak conquistó la Bandera del Añarbe

Las Bateleras durante la regata celebrada en Donostia. A la derecha, los de la Erreka. Abajo, Laura Goldarazena recogiendo la bandera en tierra. /  FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS
Las Bateleras durante la regata celebrada en Donostia. A la derecha, los de la Erreka. Abajo, Laura Goldarazena recogiendo la bandera en tierra. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS

La Libia quedó en segundo lugar, mientras que la Erreka no logró el pase al sprint final | El piragüismo pasaitarra se hizo con la medalla de plata en la II Copa de España de Maratón celebrada en Pontevedra

ELENA VIÑAS PASAIA.

Las Bateleras de San Juan conquistaron este pasado sábado la Bandera del Añarbe en el Urumea. Las rosas volvieron a dejar patente su superioridad en una regata que, además de conmemorar los 50 años de la fundación de la Mancomunidad de Aguas del Añarbe, permitió a los aficionados arraunlaris aplacar sus ansias de que arranque la temporada oficial de remo de 2018.

La cita reunió en la trainera de Koxtape a deportistas que llevan meses compitiendo en bateles y más recientemente, también en trainerillas, como Ugarte, Cereijo, Piñeiro y Lestayo, entre otras, con remeras que aún no habían competido tras el último verano. Ése es caso de la gallega Andrea Oubiña. Las de Anartz Gereño aventajaron en 0:6,6 a Orio en el sprint final, mientras que el tercer puesto fue para Hondarribia.

Menos suerte tuvieron sus compañeros de la Erreka, que no lograron clasificarse para la regata final. Tras quedar octavos en la contrarreloj, hicieron el peor tiempo en su tanda de sprint, que ganó Orio.

La Libia, en cambio, marcó el tercer mejor tiempo en la contrarreloj y ganó a Donostiarra y Mutriku en su tanda de sprint, consiguiendo el pase al sprint final. Los sanpedrotarras se clasificaban en segundo lugar, llevándose los 2.000 euros de premio. La victoria fue para Hondarribia, mientras que los de Orio, penalizados con tres segundos por soltar antes de tiempo la estacha -hubo que repetir el sprint final-, quedaron terceros.

Por otra parte, la liga de trainerillas de Gipuzkoa se traducía en dos nuevas jornadas, en las que las de San Juan continúan líderes.

Burguera subió al podio

El éxito acompañó a la representación de la dársena pasaitarra que acudió este pasado fin de semana a Pontevedra, donde se disputó la II Copa de España de maratón de aguas tranquilas. El sábado a mediodía se celebró la categoría reina de la prueba, la sénior masculina, en la que Aitor Vilariño, el palista pasaitarra de Donostia Kayak, acudía con fundadas esperanzas de hacer un buen papel en una competición que reunía a algunos de los mejores palistas de la especialidad de todo el estado.

Tras una salida francamente buena, en la que consiguió meterse en el grupo de cabeza, Vilariño tuvo que ceder y buscar su sitio en el grupo perseguidor, que era su objetivo real. Sin embargo, la mala suerte se cebó con él, y una avería irresoluble en el timón, provocada por la sujeción de unas tuercas, le condenó al abandonó a mitad de prueba, en el kilómetro 15, echando por tierra el buen trabajo que estaba realizando, dado que marchaba con claras opciones de lograr un puesto entre los diez primeros.

Mucha mejor suerte tuvo su compañero de equipo, y a menudo compañero de K-2 en las pruebas de kayak de mar -como en Ullibarri Ganboa el domingo anterior, donde se alzaron con la victoria en la primera prueba de la Copa de Euskadi de la especialidad—, Imanol Burguera, canterano y coordinador deportivo de las categorías inferiores de Pasaiak Kayak, que volvió a subir al podio en una prueba estatal, en categoría veterano A, corroborando resultados de anteriores citas. Fue un fiel reflejo del buen momento de forma en que se halla.

Tras situarse en cabeza, se formó un grupo de seis palistas en la primera selección, producto del fuerte ritmo impuesto, que quedaron reducidos a tres tras unos tirones habidos superada la segunda ciaboga del recorrido. El trío formado colaboró para abrir distancia con sus perseguidores, pero un tirón en la quinta vuelta del santanderino Guillermo Guridi descolgó al asturiano José Pariente del trío y dejó solo a Burguera con el primero en un mano a mano.

Parecía que la prueba se podría dilucidar en el sprint entre ambos, pero en el quinto y último porteo, Guridi atacó e Burguera, quien no pudo seguir su estela. Entró en meta en segundo lugar, con un tiempo final de 1:35.53, para completar los 21 kilómetros de los que constaba la competición, a 30 segundos del vencedor y asegurando la medalla de plata con autoridad. Lo hizo con una ventaja de 1.08 sobre el representante asturiano, que mantuvo su plaza. Sin duda, se trata de un muy meritorio logro del palista de Donostia Kayak.

Hay que destacar, así mismo, que en categoría cadete femenina, la actuación de la también canterana de Pasaia Kayak Sara Tarragona, que realizó un prueba acorde a sus posibilidades y acabó en duodécimo lugar a poco más de 30 segundos de entrar entre las diez primeras, que habría sido un muy buen resultado para ella.

Suerte dispar, por tanto, la de los representantes de la dársena pasaitarra en esta cita estatal llevada a cabo en aguas gallegas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos