El Ayuntamiento inicia una campaña para sensibilizar sobre el reciclaje

Residuos. La última campaña de reciclaje llevada a cabo por San Marcos el pasado otoño en la plaza de los Gudaris. /  FOTOS VIÑAS
Residuos. La última campaña de reciclaje llevada a cabo por San Marcos el pasado otoño en la plaza de los Gudaris. / FOTOS VIÑAS

Cuatro informadores medioambientales trabajarán desde esta misma semana «a pie de contenedor» en los diferentes distritos

ELENA VIÑAS PASAIA.

El Ayuntamiento de Pasaia pone en marcha desde esta misma semana una campaña con el fin de «informar y sensibilizar» a la ciudadanía sobre la importancia de la correcta separación de los residuos urbanos y el reciclaje. Un grupo de informadores medioambientales trabajará «a pie de calle» en los diferentes distritos de la localidad para ofrecer información sobre esta cuestión a los vecinos de cada uno de ellos.

La alcaldesa, Izaskun Gómez, ha dado a conocer esta iniciativa, con la que considera que pueden «mejorar» los actuales porcentajes de tasas de reciclaje. «Vamos a hacerlo informando y sensibilizando a la ciudadanía y con sistemas de recogida voluntarios», manifiesta, al tiempo que añade que la idea de realizar esta labor fue ideada y lanzada por el Ayuntamiento de Pasaia y a ella, se han sumado también los consistorios de Errenteria y Lezo, en el marco de los programas de empleo que cofinancian los ayuntamientos y Lanbide, y que se gestionan desde la Agencia de Desarrollo Comarcal Oarsoaldea.

Izaskun Gómez subraya que esta medida se enmarca dentro los compromisos adquiridos con la población. En este sentido, asegura seguir convencida de que «la imposición no es buena consejera en el tema de los residuos», mientras muestra su convencimiento de que «si se hace una gestión correcta, los pasaitarras van a responder, como lo han hecho hasta ahora».

Para mejorar los resultados de la recogida, se apuesta por el desarrollo de una campaña diseñada «a pie de contenedor» para informar 'in situ' a la ciudadanía y solucionar posibles dudas. La campaña se realizará en colaboración con la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea, que contratará como informadores a personas desempleadas, «cumpliendo también una función social».

En palabras de la regidora, el objetivo de este proyecto es «influir de forma positiva en las costumbres en materia de reciclaje de los ciudadanos». En concreto, se persigue reducir la cantidad de residuo que llega al contenedor de rechazo, fomentar el uso del contenedor de materia orgánica, conseguir un uso más correcto del resto de contenedores -envases ligeros, papel y cartón y vidrio-, y sensibilizar y dar a conocer los beneficios de reciclar correctamente -en el medio ambiente, ayuntamiento y sociedad en su conjunto- a los ciudadanos, comercios, asociaciones y demás colectivos.

Otros de sus fines pasan por solventar las dudas de los ciudadanos, comercios, asociaciones y demás colectivos del municipio respecto al reciclaje de residuos, y la observación, seguimiento y corrección de las acciones irregulares que se desarrollan en las zonas.

Con todo ello se aspira a disminuir el impacto ambiental, económico y social derivado de la generación de residuos urbanos.

Cronograma

El grupo de trabajo estará formado por dos técnicos de medio ambiente y seis informadores. De éstos, cuatro trabajarán directamente en Pasaia, llevando a cabo este proyecto que se desarrollará en tres fases. La primera se basará en la información, sensibilización y educación de la ciudadanía junto a las islas de contenedores.

Según explicó la alcaldesa, «el grupo trabajará junto a los contenedores elegidos en horario de 7.30 a 12.00. Se irán rotando los diferentes distritos. Para llevar a cabo la campaña, se van a utilizar diferentes estrategias: se prevé utilizar como recurso un cuestionario. Se informará sobre el uso de los contenedores de acuerdo con la normativa y el correcto tratamiento de los residuos depositados. Además, se dará respuesta a las dudas de los ciudadanos 'in situ' o mediante posteriores llamadas telefónicas recogiendo, a su vez, las propuestas y aportaciones en materia de residuos de los mismos.

La segunda fase, prevista para marzo y abril, se presenta como la de información, sensibilización, educación de los distintos comercios y formación de los distintos agentes dinamizadores -asociaciones, colectivos, trabajadores del Ayuntamiento...-. Para ello, se realizarán tanto visitas a comercios como sesiones formativas en distintos puntos de los municipios.

El «refuerzo» de la primera fase, incidiendo en los puntos que así lo requieran, dará lugar a la tercera fase como tal, que tendrá lugar el próximo mes de mayo. «En ella se abordará el procesamiento de los datos obtenidos y conclusiones extraídas de los mismos. En esta última fase, se realizará la evaluación de la repercusión del proyecto. Se plantea de forma cualitativa y cuantitativa», indica Izaskun Gómez.

Cinco meses de trabajo

En la que se ha dado en llamar evaluación cualitativa se tendrá en cuenta toda la información, respuestas y aportaciones realizadas anteriormente por los ciudadanos, «que en un futuro podrían servir para diseñar nuevas acciones».

En la denominada evaluación cuantitativa se medirá la cantidad de la fracción rechazo y demás residuos recogidos en los demás contenedores, durante los meses de abril y mayo, para así poder compararlos con las cantidades recogidas en dichos meses el pasado año.

«En total, el desarrollo de estas tres fases tendrá una duración de cinco meses, comenzando el trabajo de campo en las calles de nuestro municipio durante esta misma semana y concluyendo a finales del mes de mayo», apostilla la alcaldesa de Pasaia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos