Diario Vasco

Una procesión de interés turístico

fotogalería

Las mujeres se encargan de portar sobre sus hombros la imagen de la Dolorosa. / VIÑAS

  • La de Donibane es la primera de Euskadi que recibe esta designación

  • El Gobierno Vasco le ha otorgado la distinción por su proyección para el turismo y el valor histórico y cultural de sus pasos

La del Santo Entierro de Pasai Donibane se ha convertido en la primera procesión de Euskadi que es declarada acto de interés turístico. La Dirección de Turismo y Hostelería del Gobierno Vasco ha decidido esta misma semana otorgarle tal denominación, que hasta ahora únicamente recibían otras procesiones del resto del Estado.

Fue el Ayuntamiento de Pasaia el que solicitó al Ejecutivo vasco que contemplara la posibilidad de realizar tal declaración a mediados del pasado mes de marzo, tras elaborar un exhaustivo informe en el que se pone de manifiesto el valor cultural y turístico de una procesión con varios siglos de historia.

La iniciativa partió de Aitor Ugarte, un joven sanjuandarra que lleva años involucrado en la organización de este acto religioso que tiene lugar el Viernes Santo. «Otras procesiones de Castilla o Andalucía ya tenían esa distinción y veía que la de San Juan no desmerecía para nada. Empecé a buscar información a través de internet sobre los requisitos que se debían cumplir y elaboré el borrador de una memoria, incluyendo el impacto de atracción turística, la oferta del entorno, otros recursos turísticos...», señala.

Decidido a que la procesión de su pueblo natal tuviera el reconocimiento que a su juicio merece, Ugarte continuó trabajando durante un año con la colaboración de la concejal de Cultura de Pasaia, Miriam Cano, y el departamento de Turismo de la Agencia de Desarrollo Comarcal Oarsoaldea. El resultado fue un documento que consta de cerca de una treintena de páginas, en las que se describen las peculiaridades de los pasos, su recorrido por el casco antiguo de la población, la música que le acompaña, su presencia en los medios de comunicación e incluso una pequeña encuesta con comerciantes y hosteleros, en la que queda patente el impacto que la procesión tiene para sus negocios.

«La tasa de visitantes experimenta un crecimiento relativamente alto respecto al resto de días de la Semana Santa», indica la edil de Cultura, quien augura que a partir de ahora, este flujo de turistas irá en aumento, «ya que entraremos en guías de turismo a nivel de todo Euskadi difundiendo una imagen de San Juan que algunos desconocen».

La suya es una opinión compartida también por Aitor Ugarte. «Si en los últimos años se ha notado una subida potente de visitantes y más en 2017, que había gente a lo largo de toda la calle, en los próximos vendrán aún más personas», declara.

Con identidad propia

La procesión del Santo Entierro de Donibane se remonta al siglo XVII. «Los primeros datos que se conservan son de esa época, pero podría datar del XVI, como otras del entorno», apunta Miriam Cano. La concejal ha investigado sus orígenes con ayuda de la archivera municipal, descubriendo algunas curiosidades, como que el Ayuntamiento financió en sus inicios la compra de algunos pasos.

Las imágenes, consideradas como unas de las mejores existentes en Gipuzkoa, han de atravesar los túneles que se erigen en San Juan, por lo que algunas se dotan de ruedas y piezas móviles que facilitan su traslado. Supone una dificultad añadida para los costaleros, entre los que se incluyen remeros y mujeres. A la marcha se suma una banda de música, Konstantzia, de 200 años de antigüedad. «Todo eso la hace única. Es parte de nuestra identidad», concluye Cano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate