Diario Vasco

Meritorio empate del Donibane Imp. Rueda ante el Arrasate, en San Juan

La segunda vuelta de la liga del Donibane Impermeabilizaciones Rueda está siendo impecable, sin conocer la derrota en los cinco partidos disputados hasta el momento, y colocándose el equipo rosa séptimo en la clasificación general, merced al empate a 24 goles cosechado ante el Ford Mugarri Arrasate.

El reparto de puntos fue justo, ya que durante el partido la igualdad fue máxima, y dejó un buen sabor de boca a los rosas por la enjundia del rival, cuarto clasificado y que el pasado año disputó la fase de ascenso tras ser subcampeón de liga. Además, en el partido de la primera vuelta, los de Arrasate infligieron un severo castigo al Donibane, venciendo por 16 goles de diferencia.

Los arrasatearras quisieron demostrar desde el inicio su condición de equipo puntero, y lograba desarbolar la defensa local con un ataque muy dinámico y buenas combinaciones con la segunda línea ofensiva, pero muchas de sus ocasiones eran desbaratadas por el portero pasaitarra, Cristian Cobeña, que firmó un magnífico partido.

Por parte local, dificultades para superar la defensa 5-1 del Arrasate, que impedía la cómoda circulación de balón, y cuando lo lograban con lanzamientos exteriores, el portero visitante también decidió que se sumaba al empeño de evitar que los goles subiesen al marcador.

Fruto de este mejor inicio de los visitantes, mediada la primera mitad el marcador reflejaba una ventaja de los de Arrasate que llegaba a los cuatro goles. Pero, como acostumbra a demostrar el equipo sanjuandarra, lejos de bajar los brazos como en el partido de la primera vuelta, ajustaron su defensa, enlazaron varios contraataques, y comenzaron a encontrar al pivote Ion Escribano en la línea de seis metros, lo que llevaba de nuevo la igualdad al marcador, como reflejaba el 10-11 con el que se llegó al descanso.

En la reanudación la igualdad fue máxima, de nuevo las defensas se imponían a los ataques, los extremos sanjuandarras Emilio Idoipe y Luis Aguirresarobe se mostraban muy acertados, y si bien las ventajas eran visitantes, ya no superaban los dos goles, lo que permitía a los rosas mantener las opciones de lograr algo positivo.

Con esta tendencia se llegó a los minutos finales, a los que los locales llegaron con un gol de desventaja, logrando igualar el partido a menos de dos minutos para la conclusión. Una recuperación defensiva permitía al Donibane tener el balón con un minuto por delante para atacar, gestionando esta acción para, al menos, aferrar un punto.

Con el tiempo cumplido, un lanzamiento de directo de golpe franco de Mikel Oyarbide superó la barrera escapándose por escasos centímetros de la portería, y certificando así un reparto de puntos que dejó satisfechos a los aficionados e integrantes del equipo pasaitarra.

El próximo sábado, el Donibane Impermeabilizaciones Rueda visitará al Muskiz, equipo que le precede en la clasificación con los mismos puntos que los pasaitarras, y que al igual que los rosas está cuajando una gran temporada para ser ambos equipos recién ascendidos a la categoría.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate