Diario Vasco

Congelan las tasas e impuestos

En el Palacio Arizabalo. Uno de las votaciones celebradas durante el Pleno que tuvo lugar la noche del martes.
En el Palacio Arizabalo. Uno de las votaciones celebradas durante el Pleno que tuvo lugar la noche del martes. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS
  • El equipo de Gobierno tumbó la moción de EH Bildu sobre el soterramiento del Topo en Antxo para aprobar otra alternativa

  • La medida, que se aplicará en 2017, fue aprobada en el Pleno celebrado el martes

Las tasas e impuestos municipales permanecerán congelados de cara a 2017. Así se aprobó en el Pleno celebrado la tarde noche de este pasado martes en el Palacio Arizabalo. Los nueve votos a favor que sumó el equipo de Gobierno facilitó que la propuesta vea la luz, frente a los cuatro votos en contra de EH Bildu y a la abstención de los tres ediles de Puede Pasaia(k) Ahal Du y la concejal no adscrita.

La congelación se aprueba «con criterio general», salvo contadas excepciones. Entre ellas, el Impuesto de Bienes Inmuebles. Debido a la revisión de valores catastrales que ha realizado la Diputación Foral de Gipuzkoa y que surtirá efecto a partir del 1 de enero de 2017, se opta por disminuir el gravamen del suelo urbano hasta obtener la misma recaudación que en 2016. «Para cumplir dicho criterio, se propone un 0,2063% de tipo general y mantener el tipo industrial del 0,6%», indicaron.

El concejal de EH Bildu, Mikel García Peñil, reconoció que podían llegar a un acuerdo en algunos puntos, pero que han carecido de tiempo para poder negociar ni ver cambios que podrían contemplarse en otros. «Vamos a votar en contra, pero eso no significa, bajo ningún concepto, que estemos a favor de la subida de tasas», puntualizó, poniendo énfasis en la necesidad de disponer de todos los informes de los técnicos de cada departamento municipal, como el de Servicios, que, pese a su importancia presupuestaria, no había sido, al parecer, presentado.

Controversia por el Topo

Más debate aún generó la moción presentada por el grupo municipal de EH Bildu, con la que se defendía la creación del tramo de EuskoTren Altza-Pasai Antxo-Galtzaraborda, que llevaría consigo el soterramiento de las vías a su paso por el citado distrito pasaitarra y la desaparición del actual viaducto.

«Ha quedado en suspenso y no existe ningún compromiso de financiación por parte del Gobierno Vasco», recordó el portavoz de la coalición, Miguel Mari Torrea, subrayando la importancia que tendría la ejecución de esta obra para la calidad de vida de los vecinos, la accesibilidad global y motivos geométricos, entre otros.

En el texto se recogía la necesidad de instar al Gobierno Vasco y Eusko Trenbide Sarea a que «prioricen», entre las infraestructuras ferroviarias de Donostialdea, la construcción de esta vía, «encima de cualquier otro proyecto». Otros de los puntos recogidos abogaban por iniciar el estudio técnico, establecer para 2017 un presupuesto de «varios años» y dar comienzo a la redacción de las bases para la licitación de la obra, entre otras cuestiones.

El equipo de Gobierno municipal presentó una moción alternativa más sucinta. En ella, se recogía que «el Ayuntamiento instará al Gobierno Vasco y a Eusko Trenbide Sarea para que, en colaboración con la Diputación Foral de Gipuzkoa, impulse las actuaciones del Metro de Donostialdea, de conformidad con lo previsto en el Plan Estratégico de Gestión 2015-2019».

Con el fin de ver aprobado este último texto, PSE-EE y PNV votaron en contra del de EH Bildu, que sí recibió los votos en positivo de Puede Pasaia y la edil no adscrita. La moción del Gobierno no obtuvo el apoyo de la oposición, que prefirió abstenerse en pleno.

En el debate previo, la portavoz jeltzale, Nahikari Otermin, no negó que el soterramiento en Antxo fuera prioritario, pero añadió que «la pasante es importante para los pasaitarras y nos va a influenciar de manera positiva». Por su parte, la socialista Lore Suárez ironizó dando la bienvenida a Bildu a un proyecto «estratégico», que ha «repudiado». «Hemos tenido varios contactos con Gobierno Vasco para ver cómo se avanza en este proyecto, que no solo pretende que desaparezca el viaducto. Es más importante», señaló.

La coalición abertzale no ahorró en críticas hacia PSE y PNV. Haritz Pérez indicó que la moción «no responde a la gravedad de la situación actual». «No esperábamos que ésta fuera la respuesta. Pasaia merece que se deje de hablar de regeneración y algunos traigan los millones que se precisan», concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate