Diario Vasco

Valiosa victoria a domicilio la lograda por el Donibane en su visita a Bizkaia

El Donibane Impermeabilizaciones Rueda certificó su gran inicio de temporada al vencer al Universidad de Deusto Loyola por 23-24, encadenando dos victorias consecutivas que le colocan en la zona alta de la clasificación. El equipo sanjuandarra, lejos de amedrentarse por su estreno en una categoría superior, ha logrado ya dos triunfos en las tres jornadas disputadas, el último de ellos de gran valor, por tratarse de una victoria a domicilio y ante un rival asentado en la Liga Vasca.

Tras la inyección de moral de la contundente victoria ante el Tolosa, los rosas se desplazaron a Indautxu con la intención de sorprender al rocoso Loyola. Aun conscientes de la dificultad del reto, estuvieron en el partido en todo momento, y apoyados en el portero Cristian Cobeña, que estuvo inconmensurable, se hicieron con los dos puntos en un encuentro con un final de infarto.

La igualdad fue máxima durante los 60 minutos, ya que ninguno de los contendientes logró ventajas superiores a los dos goles. Los locales comenzaron sorprendiendo al equipo rosa con un juego muy dinámico y transiciones ataque-defensa de vértigo. Pero desde el inicio Cristian dio un recital de paradas y, con el apoyo del incisivo extremo José González, el partido transcurría con máxima igualdad. La velocidad de los locales era contrarrestada con la férrea defensa y las combinaciones de la primera línea con el pivote rosa, y se llegaba al último minuto de la primera mitad con empate a 13 goles. Sin embargo, y con sólo 30 segundos por disputarse, una buena acción del conjunto sanjuandarra y una milagrosa recuperación de balón permitieron que el Donibane se marchase al descanso con ventaja de dos goles.

En la reanudación, los dos equipos se preocuparon más de no perder el partido que de lanzarse a por la victoria. En esa tesitura los rosas, aun siendo novatos en la categoría, supieron manejar mejor la situación, pese a que sufrieron hasta cinco inferioridades numéricas, por ninguna del rival. El gran partido del lateral Haritz Pérez, tanto en defensa como en ataque, y la actitud competitiva del equipo, permitieron llegar a los segundos finales del partido con ventaja de un gol (23-24). El equipo vizcaíno logró recuperar el balón, pero fue incapaz de realizar un lanzamiento a portería, provocando el estallido de júbilo entre los jugadores y la veintena de seguidores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate