Diario Vasco

«Bienvenidos a Pasaia, carreteros»

Una carreta tirada por bueyes pasando por Torreatze. A la derecha, los joaldunak de Itaia. Abajo, los carreteros a su entrada en Trintxerpe.
Una carreta tirada por bueyes pasando por Torreatze. A la derecha, los joaldunak de Itaia. Abajo, los carreteros a su entrada en Trintxerpe. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS
  • Una multitud de personas llenó la Factoría Marítima Vasca Albaola para presenciar el final de una aventura que arrancaba 18 días antes

  • Centenares de vecinos acudieron a recibir a la ruta carreteril a su entrada en Trintxerpe

«¿Habrá mucha gente esperándonos?», se preguntaba uno de los miembros de la Cabaña Real de Carreteros de Quintanar de la Sierra cuando la caravana descendía desde Gaiztarro hacia Trintxerpe por la carretera general. La respuesta llegaba unos metros más adelante, pasada la rotonda del Ancla, donde los vecinos de Pasaia llenaban las aceras para recibir a la denominada Gurdi Bidea o Ruta Carreteril, que partió el pasado 31 de agosto de Burgos con brea y alquitrán para la nao San Juan.

A su encuentro salía la alcaldesa, Izaskun Gómez, quien recibía a los carreteros con abrazos. «Bienvenidos a Pasaia», anunciaba la regidora, a quien acompañaban concejales de todas las formaciones políticas con representación municipal. El grupo al completo, al que se fueron sumando muchos pasaitarras, abordaba los kilómetros finales hasta Ondartxo.

La Factoría Marítima Vasca Albaola abrió sus puertas a todos; a los viajeros, a las autoridades y a cuantos quisieron engrosar el convoy en su última etapa. Ante ellos, la alcaldesa pronunció un discurso poniendo en valor la recuperación de tradiciones.

«Queremos recuperar ese espíritu, el de la tradición, y con él, la historia de vuestras gentes y vuestros bosques. Nosotros pretendemos hacer lo mismo con el San Juan, sus bodegas irán cargadas, simbólicamente, también de ello», manifestó.

Gómez añadió que los puntos que la Ruta Carreteril ha unido no han sido sólo geográficos. «Trazan un camino desde el pasado y hacia el futuro, sembrando a cada paso la importancia de la recuperación de las tradiciones como valor cultural que nos ayude a construir un mejor futuro para las generaciones que vendrán», declaró.

Tras el acto institucional, los asistentes tuvieron ocasión de compartir mesa e infinidad de anécdotas gracias a la comida a la que les invitó a Albaola a los pies del galeón San Juan.