Diario Vasco

«Hemos visto humo negro, ha saltado la alarma y hemos salido todos corriendo»

video

Los bomberos dirigen la manguera al foco del fuego desde lo alto de una escala / M.FRAILE

  • Un fuerte incendio en la empresa Olatu de Pukas, en Oiartzun, ocasiona cuantiosos daños

  • Seis bomberos fueron evacuados por inhalación de humo y desfallecimientos, y se desalojaron varias empresas y una vivienda

«Hemos escuchado la alarma de incendios y al ver que salía humo negro hemos salido corriendo». Los trabajadores de la empresa Olatu, de Pukas, permanecían horas después de haber sido desalojados pendientes de las labores de extinción que llevaban a cabo los bomberos. Nadie se quería mover de allí. Aún con la ropa de trabajo puesta y con los restos de polvo de haber estado trabajando sobre nuevas tablas de surf, confirmaban que todos habían logrado salir «a tiempo» y que no había que lamentar «ningún herido».

«Ha sido todo muy rápido», admitía uno de ellos. «Hemos intentado coger agua y apagarlo pero no sabíamos de dónde venía exactamente y al ver que seguía saliendo humo, hemos corrido a avisar al resto de compañeros para que bajaran a la calle». La mayoría prefería no hablar, pero mostraban su preocupación. «Cómo quieres que esté. El viernes me voy a comprar una casa», decía uno de ellos. Otro, en inglés, exclamó, «tío, tengo que buscarme otro trabajo».

vídeo

  • Vídeo.Se incendia una empresa de tablas de surf de Oiartzun

El fuego se inició en torno a las cinco de la tarde, en la empresa Olatu de Oiartzun, dedicada a la fabricación de tablas de surf, y obligó a movilizar a un amplio dispositivo de extinción de diferentes parques de bomberos. No solo acudieron efectivos de las instalaciones cercanas, como las de Bidasoa y San Sebastián, sino que dadas las proporciones del suceso, se requirió también la presencia de unidades de Zarautz, Legazpi y Tolosa.

Además, en el lugar se personaron patrullas de la Ertzaintza, Policía Local así como unidades de asistencia sanitaria para atender a las personas que pudieran resultar heridas o afectadas por la inhalación de humo o de algún producto tóxico o por el propio calor.

Al final, cerca de medio centenar de personas, la mitad de ellas bomberos, tomaron parte en las labores de extinción, protección y acordonamiento.

Fuentes de los bomberos indicaron que la intensidad del fuego obligó a desalojar, por precaución, a los empleados de los pabellones cercanos a la nave afectada por las llamas, situada en la calle Olagarai, en el polígono Ugaldetxo. Entre estas se encontraban las firmas Caravanas Oiartzun, Damesa y Recambios Oiartzun, esta última dedicada al sector del automóvil. Todos ellos permanecieron en el lugar durante toda la tarde pendientes de que el fuego no se propagara y acabara afectando a sus empresas. «Nos han evacuado y al rato hemos escuchado una explosión», comentaba una trabajadora del polígono.

También se procedió al desalojo de los residentes en un caserío cercano. Una de las personas se encontraba impedida y fue trasladada en una silla de ruedas. En estas labores colaboraron agentes de la Ertzaintza. Los equipos de extinción, además, trataban de controlar las llamas para impedir su propagación.

El alto grado de combustibilidad de los productos almacenados en la empresa de fabricación de las tablas de surf, como resinas y otros elementos inflamables, dificultó sobremanera los trabajos de control del fuego. «Además, contábamos con la dificultad de que no sabíamos exactamente qué producto había en las empresas de las inmediaciones», precisaron fuentes de los bomberos.

Seis evacuados

Además de la complejidad que entrañaba la operación de control del fuego por las propias características del incendio, el calor sofocante contribuyó a que el trabajo de los bomberos fuera todavía más penoso.

Seis de los bomberos de los parques desplazados fueron atendidos por el personal de las ambulancias desplazadas al lugar. Todos ellos fueron evacuados a centros sanitarios, según precisaron fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. La mayoría presentaba síntomas de haber sufrido algún desfallecimiento como consecuencia del sobre esfuerzo que tuvieron que realizar debido a las elevadas temperaturas, y también por la inhalación del humo.

No obstante, la situación de ninguno de ellos revestía especial gravedad y se esperaba que pudieran ser dados de alta, una vez estuvieran restablecidos.

También fue necesario prestar asistencia a un trabajador de la empresa afectada por inhalación de humo, quien tampoco precisó ser evacuado a un centro médico.

Debido a la situación y al objeto de que los bomberos pudieran recuperarse, la DYA desplegó una carpa en la que miembros del equipo de extinción podían reponer sus fuerzas y descansar, a la vez que instalaron un avituallamiento con comida y bebidas isotónicas.

Varias grúas acudieron al lugar para retirar todos los vehículos de los trabajadores de la zona que permanecían estacionados junto al pabellón incendiado.

Asimismo, debido a las proporciones del suceso, fue necesario cortar dos de los accesos de Ugaldetxo y la carretera GI-2132, a la que cayeron cascotes procedentes del incendio, y el tráfico fue desviado hacia la zona de Zamalbide y por el tercer acceso del polígono.

La empresa Olatu de Pukas cuenta con menos de cincuenta empleados y está considerada como líder en fabricación de tablas de surf de Europa. Fue fundada en 1988 y se estima que llega a producir unas 9.000 unidades al año. La sede de Oiartzun cuenta con diferentes secciones y, además de la de fabricación dispone de un outlet destinado a la venta al público.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate