Los trabajadores de la OTA harán huelga del lunes 17 al viernes 21

OTA. Trabajadores en el último Pleno celebrado. / ARIZMENDI

LUISMA RODRÍGUEZERRENTERIA.

Los trabajadores de la OTA de Errenteria informaron ayer de que la próxima semana «estaremos de huelga de lunes a viernes con el fin de defender nuestros puestos de trabajo y para pedir al Ayuntamiento que se siente con nosotros para escuchar nuestras propuestas sobre el mantenimiento de los puestos de trabajo y llevarla a cabo. ¿Si ha sido posible en otros pueblo, por qué no aquí?».

Dicen que «vamos a la huelga, sí, porque somos trabajadores y no privilegiados» y han señalado que «como ya es conocido, el gobierno municipal de Errenteria, formado por EH Bildu e Irabaziz, ha decidido municipalizar el servicio de la OTA, que gestionado durante 25 años por empresas privadas, pasará en enero a ser gestionado por el propio Ayuntamiento. Hasta aquí, dicho así, todo bien. ¿Pero dónde está el problema?, ¿Dónde está el conflicto?. Pues he aquí la cuestión: resulta que detrás del servicio prestado hasta ahora nos encontramos personas, trabajadores que llevamos trabajando y luchando largos años, y en la medida en la que es así, no podemos entender que un gobierno municipal pueda tomar una decisión como esta sin garantizar nuestros puestos de trabajo».

Los empleados de la OTA señalan que «cuando comenzamos a trabajar en este servicio subcontratado teníamos unas condiciones precarias y mediante la lucha realizada durante años hemos ido poco a poco dignificando nuestras condiciones. Ahora, cuando mediante la implicación y la lucha hemos conseguido trabajar en unas buenas condiciones, algunos dicen que somos unos privilegiados o que en algún momento alguien nos puso en estos puestos etc. Es curioso escuchar este mensaje de algunos sectores del pueblo. ¿Quiénes son privilegiados?, ¿Intentar que se garanticen derechos y a vivir de forma digna se le llama ahora privilegio en ciertos grupos de la izquierda?. Algunos siempre han defendido la esclavitud sin necesidad de máscara, pero de otros nos sorprende más este mensaje».

«Tengamos clara una cosa, -prosiguen- si alguna vez alguien decidió crear este servicio, y decidió ademas subcontratarlo y poner a determinados trabajadores, nosotros no somos culpables de ello. Las decisiones tomadas por los políticos de turno son solo responsabilidad de los mismos. Como siempre, mejor enfrentar a la clase trabajadora entre sí, con eso está todo ganado».

Consideraron «curioso también como se le ponen límites a la libertad de expresión cuando el mensaje no interesa: quitar pancartas, romper hojas informativas... No desviemos la atención a otra parte. El único hecho que tenemos aquí es la decisión de dejarnos en la calle. Nos condenan a la miseria, teniendo diferentes opciones».

Se preguntan «¿cómo pueden decidir dejar de lado a los trabajadores? Nos gustaría saber el objetivo real que hay detrás de esta decisión. Parece ser que se pretenden cubrir los puestos mediante más policía. Lo que no sabemos es en qué condiciones se crean los nuevos puestos. Algo nos dice que lo harán en unas condiciones mermadas. ¿Será posible que detrás de todo haya solo un interés económico?. De ser así no solo es triste, sino muy grave desde el punto de vista social y humano. ¿Es de verdad ésta la izquierda de este pueblo?».

Finalizan, «no nos engañemos, las cosas pueden hacerse de otra forma. Se puede realizar la reversión con el mantenimiento de los puestos de trabajo, solo se necesita voluntad política. No tenemos más que mirar los ejemplos de diferentes pueblos donde se han realizado procesos similares y que se han gestionado por los mismos partidos políticos que gobiernan Errenteria».

Fotos

Vídeos