La revista Oarso recuerda a Ion Arretxe y Mikel Carcedo

Ion Arretxe. El polifacético errenteriarra es homenajeado.
Ion Arretxe. El polifacético errenteriarra es homenajeado. / ARIZMENDI

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

La última edición de la revista Oarso que vio la luz el pasado mes de julio, se ha hecho eco con generosidad de dos grandes pérdidas humanas para los errenteriarras, las de dos personas muy significativas en la villa y recientemente desaparecidas, ambas curiosamente en marzo: Ion Arretxe y Mikel Carcedo respectivamente.

Ion Arretxe es recordado por su hermano Mikel y por su amigo Bernar Lemos en sendos artículos de carácter humano y sentimental.

Mikel Arretxe hace un repaso lleno de admiración, a la vida de su hermano Ion desde que de niño jugaban en su Galtzaraborda natal hasta su prematura y repentina muerte. Nos lleva a las vivencias de Ion en el barrio, en el terreno musical y artístico, recuerda su etapa de estudiante de Bellas Artes, su paso por el teatro y su prolífica e importante etapa madrileña.

En el terreno más personal, Mikel Arretxe hace referencia a la pérdida de los padres y a la vida sentimental de Ion, con recuerdos afectuosos a su primera mujer, a la actual y a sus hijas. Esta elegía está hecha desde la positividad y el optimismo no exentos de la emoción que esta gran pérdida provoca. Como corolario al artículo, aparece un cómic del dibujante Ventura a modo de guiño y despedida a Ion.

Por su parte, el recordatorio a Arretxe por parte de Bernar Lemos, dentro del tono humano, hace una glosa del libro 'Parole, Parole' de Arretxe, en el que se describe de forma personalísima su vida en Errenteria como parte fundamental de su educación sentimental.

Describe a un Ion 'villano', de la villa, torpe para los deportes, capacitado para la música, su presencia en el club Orotatik y en el parque La Guarre que ahora lleva su nombre. Igualmente hace referencia a la presencia de la droga en el pueblo en los tiempos de primera juventud y a la huella que dejó en Madrid, donde siguió siendo un 'villano' «siempre enfrentado a los poderosos».

Recuerdo a Carcedo

Igualmente la reciente muerte de una persona joven como Mikel Carcedo el pasado 26 de marzo, fue un golpe para la villa de Errenteria. Julián Albistur Aranburu ha escrito un recordatorio a la persona de Mikel y ha plasmado su faceta de bertsolari y euskaltzale, desde su relación de juventud con la Xenpelar Bertso Eskola hasta su participación en el resto de campos diferente en los que tomó parte. Albistur dedica nueve bertsos a Mikel llenos de emoción, estima y admiración.

Por otra parte, la revista publica una entrevista-conversación entre Mikel Azkarate e Imanol Miner, amigos de Carcedo en la que de una forma espontánea y próxima repasan su figura como errenteriarra comprometido con el euskara, siempre estudioso y cuidadoso con su uso.

Ingeniero de formación, profesor de profesión y euskaltzale de vocación, repasan sus comienzos como participante en grupos cristianos, su trabajo en Lau haizetara, en el mundo de la bersolaritza, en Zin-tzilik Irratia, sin obviar la faceta política de Mikel, que fue concejal EA y se manifestó públicamente en contra de ETA, lo que le acarreó serias tensiones, para participar posteriormente en EH Bildu.

Su vida personal fue también consecuencia de su faceta participativa en la fundación Bizi+Hiza que le llevó a Ecuador y Colombia, país este en el que conoció a su mujer María y a su hijo Carlos, con los que formó una familia. Mikel, como persona polifacética que era, practicó disciplinas espirituales, como la meditación y diversas terapias, pero igualmente era amante de lo terrenal, como la gastronomía y la buena mesa

Fotos

Vídeos