Se reanuda la obra de Lekuona

Pleno. Los corporativos votan uno de los puntos en la sesión plenaria del pasado martes. / ARIZMENDI
Pleno. Los corporativos votan uno de los puntos en la sesión plenaria del pasado martes. / ARIZMENDI

El pleno aprobó además las ordenanzas fiscales con una subida del 2%. También salió adelante la ordenanza del nuevo Servicio de Atención Ciudadana y se acordó la gestión municipal de la OTA

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

La corporación celebró el pasado martes por la tarde su sesión plenaria de octubre, que fue la que más contenido ha tenido de los plenos los últimos meses, ya que se aprobaron las ordenanzas fiscales de 2018, así como la contratación de las obras del proyecto de la Fábrica Municipal de Cultura de Lekuona, junto con la aprobación inicial de la ordenanza municipal del nuevo servicio de atención ciudadana del Ayuntamiento Zu! Zure Udala. Además se debatió y rechazó una moción presentada por ELA sobre los trabajadores de la OTA y se aprobó la gestión municipal de dicho servicio.

El primero de los puntos de entidad que se debatió fue la moción presentada por ELA que pedía la garantía de empleo tras la municipalización del servicio OTA por parte del Ayuntamiento. En su texto se solicitaba al consistorio que en caso de que exista una sentencia contraria al Ayuntamiento, en vez de por las indemnizaciones, el consistorio opte por incluir a los actuales trabajadores de la OTA en la plantilla municipal, avalados por un informe jurídico que considera que es posible dicha circunstancia.

Durante el debate de la moción los dos partidos que sustentan el gobierno, EH Bildu y Errenteria Irabaziz mostraron su posición contraria a dicha posibilidad y reiteraron su oferta a los trabajadores de la OTA de tomar parte en un plan de recolocación que les garantice unos puestos de trabajo dignos.

El PNV y el PSE coincidieron en señalar que la municipalización es una apuesta del gobierno y que ellos apoyan que la situación de los trabajadores sea la mejor posible. Por ello tras someterse a votación, aprobaron la moción, aunque ésta no prosperó al votar en contra EH Bildu e Irabaziz.

En el siguiente punto se aprobó con los votos a favor de esos mismos grupos y la abstención del PSE y PNV el cambio de modelo de gestión del servicio público de la OTA, que pasa a ser directa por parte del Ayuntamiento. El PNV dijo que era una «decisión política que esperemos que no tenga consecuencias negativas», mientras que el PSE-EE dijo que la misma le generaba muchas «dudas y la gestión va a salir más barata, pero ¿a costa de qué?», se preguntó el edil Joseba Echarte.

Por último y también relacionado con este punto, se aprobó la propuesta de modificación de la relación de puestos de trabajo y de la plantilla de personal correspondiente al presente año 2017, relativa a la OTA y la grúa y que contempla la ampliación de plazas para once nuevos policías locales.

Ordenanzas fiscales

Tras cerrarse el capítulo de la municipalización de la OTA, los corporativos debatieron la aprobación de las ordenanzas fiscales de 2018, que fueron apoyadas por EH Bildu, Irabaziz y PSE-EE y el voto en contra del PNV, que había presentado una enmienda a las mismas pidiendo la congelación y que fue rechazada por EH Bildu e Irabaziz, mientras que el PSE se abstuvo.

El PSE retiró su enmienda y presentó en su lugar una transaccional que fue aceptada por el gobierno y que pedía la congelación de la tasa de residuos. Por ello el grupo socialista decidió aceptar la propuesta del gobierno que contempla una subida de las tasas del 2%, con algunas excepciones como es el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles o las tasas del servicio de ayuda a domicilio que se congelan y una reducción de la tarifa OTA a los residentes en un 20%.

El concejal de Hacienda Jon Txasko defendió la subida del 2% planteada con las anteriores excepciones, señalando que mantenerlas congeladas complicaría la viabilidad financiera y de inversión del municipio al estar rozando ya la capacidad financiera propia el 40%, frente al 47% de la media del territorio.

Garbiñe Oiarbide del PNV señaló que el gobierno tenía margen para congelar las tasas el próximo año, dado que «tiene otras fuentes de ingresos que lo permitirían».

Obras de Lekuona

En el pleno se aprobaron a continuación dos modificaciones de créditos antes de entrar en el debate de la propuesta de contratación de las obras del proyecto de ejecución de la Fábrica Municipal de Cultura Lekuona, que llevan paralizadas desde julio de 2016, tras un conflicto con la constructora.

El punto fue aprobado por unanimidad y el alcalde Julen Mendoza, señaló que de esta manera queda desbloqueado el proyecto y se reanudan las obras de Lekuona, que tiene que ser un «icono de la Errenteria del futuro». Mendoza explicó que hasta su paralización ya se había construido el 54% del proyecto inicial. Tras la aprobación por el pleno las obras comenzarán en enero de 2018 y está previsto que concluyan en diciembre.

Los cuatro grupos se felicitaron de que se hayan podido volver a poner en marcha, si bien EH Bildu y el PNV se lamentaron de que el anterior proyecto «era de país» y tras el nuevo convenio firmado con Diputación, que modifica el inicial, tendrá una perspectiva más local.

El portavoz del PSE-EE fue el que mostró mayor satisfacción por el nuevo convenio que ha conseguido que Lekuona se convierta en un centro cultural «con biblioteca, un auditorio y salas polivalentes que beneficiará a toda la comarca de Oarsoaldea, con unos buenos equipamientos y dotado de las tecnologías más modernas». También pidió que en esta nueva etapa «se tengan en cuenta las opiniones de los grupos».

Garazi Lopez de Etxezarreta, portavoz de EH Bildu dijo que aunque el proyecto de Lekuona se haya modificado con relación al inicial «mantiene su objetivo principal de fomentar la creación, las artes escénicas, etc..».

Zure Udala

El último punto de relevancia tratado y también aprobado por unanimidad por el pleno fue la propuesta de aprobación inicial de la ordenanza municipal reguladora del servicio Zu! Zure Udala, Servicio de Atención del Ayuntamiento de Errenteria, que se pondrá en marcha a comienzos de 2018.

El PNV dijo que había hecho sus aportaciones a dicho servicio y dijo que la ordenanza tiene que ser operativa para poner la administración al servicio de la ciudadanía.

Irabaziz valoró que el punto se hubiera aprobado por unanimidad y el PSE-EE también destacó que se haya apostado por la «cultura del acuerdo y de permitir las aportaciones». Eñaut Gracia en nombre de EH Bildu dijo que el nuevo servicio será un paso adelante en la «modernización tecnológica y la extensión e implantación del expediente electrónico» y dijo que «más que agradecer las aportaciones de los grupos políticos, quiero destacar que hayan hecho un ejercicio de empatía»

Por último el pleno aprobó por unanimidad la propuesta al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de la persona para ser nombrada juez sustituta del País Vasco, así como otra propuesta de dejar sin efecto un acuerdo plenario de julio sobre el servicio de limpieza viaria y la prórroga de la vigencia del II Plan de Igualdad de mujeres y hombres y el acuerdo para la implementación de la estrategia de transversalidad.

Fotos

Vídeos