El PSE, preocupado por el conflicto de la OTA

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

El grupo municipal socialista ha mostrado su preocupación ante el «perjuicio económico a las arcas municipales que podría provocar la mala gestión del equipo de gobierno en el conflicto de los servicios de la OTA y la grúa».

El PSE-EE dice que «las sentencias recientemente conocidas sobre la demanda de los trabajadores contra el Ayuntamiento han sido favorables a éstos. En primera instancia, ocho despidos de trabajadores han sido calificados de improcedentes, tres han resultado nulos y uno absolutorio. Como consecuencia de estas sentencias el consistorio de Errenteria ha tenido que readmitir provisionalmente a tres trabajadoras y tendrá que pagar unas indemnizaciones que superan los 370.000 euros en el servicio de la OTA y de 160.000 euros en el servicio de Grúa. A ésto hay que sumar los costes de abogados, procuradores y costas. Los socialistas han pedido información al respecto de la situación en la que se encuentran las demandas existentes».

El portavoz del PSE-EE José Ángel Rodríguez, ha dicho que «más allá del coste social, la mala gestión de estos dos servicios por parte del gobierno municipal de EHBildu y Podemos está provocando un gran perjuicio económico. De momento, y si se confirmaran las sentencias por el TSJPV, podría superar con creces un coste de más de 530.000 euros». Rodríguez señala que «la decisión de cambiar el servicio de la OTA y la Grúa por parte del equipo de gobierno no podía haber sido más nefasta. En su momento, los socialistas pedimos a Bildu y Podemos que reconsiderara la decisión y buscase soluciones porque, entre otras consecuencias, iba a enviar al paro a 14 personas y a un resultado incierto en caso de judicializarse el tema. Aunque se comprometieron públicamente a buscar una solución para los trabajadores, no hicieron nada y el Ayuntamiento tiene que hacer frente a sentencias que, en primera instancia, son desfavorables para esta institución».

Inquietud e indignación

Por otra parte, Rodríguez también ha mostrado su «inquietud e indignación ante la actitud que el Gobierno municipal está adoptando contra las tres trabajadoras que han tenido que ser readmitidas. De momento, se les está pagando, pero no se les ha asignado ningún trabajo».

El grupo socialista preguntó a la delegada de personal del Ayuntamiento, Jaione Karrikiri de Bildu, en comisión Informativa, sobre las razones de ese trato. «Su respuesta fue que `no encuentra ninguna labor para ellas´. Sabemos que no es cierto que no haya labores para darles. Esto es una muestra más de la falta de compromiso y sensibilidad que ha demostrado desde el principio el gobierno municipal de Bildu y Podemos hacia las trabajadoras y creemos además que es una estrategia de cara al recurso, velando más por sus intereses partidistas que por las necesidades de las trabajadoras».

Por último ha recordado que «además de los conflictos laborales, el municipio ha estado siete meses sin servicio, habiéndose provocado un grave caos circulatorio y de falta de aparcamientos que ha perjudicado notablemente a los vecinos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos