Piden la libertad de Aitzol Gogorza y Mikel Arrieta

Manifiesto. El acto tuvo lugar ayer en el patio del colegio Koldo Mitxelena. / ARIZMENDI

L. R. ERRENTERIA.

El patio cubierto del colegio Koldo Mitxelena acogió ayer al mediodía un acto para pedir la puesta en libertad de los presos de la villa Aitzol Gogorza y Mikel Arrieta, al padecer ambos «enfermedades incurables, a nuestro entender, situaciones incompatibles con la estancia en prisión».

Los asistentes se sacaron una fotografía en apoyo a ambos presos y dijeron que «desgraciadamente en los últimos tiempos nos hemos tenido que juntar con más frecuencia de la que nos gustaría para denunciar la injusticia que sufren Aitzol y su familia. La última, en el mosaico popular que realizamos en julio y donde nos juntamos cientos de personas demostrando cúal es nuestro deseo y dejando claro nuestro compromiso».

Vulneran sus derechos

Criticaron que Aitzol «a pesar de padecer una enfermedad grave e incurable y tener su condena cumplida, continúa en la prisión de Basauri, mientras se vulneran sus derechos y los de sus familiares».

También señalaron que «en agosto cuando lamentábamos la muerte de Kepa del Hoyo, tuvimos conocimiento del estado de salud de nuestro vecino Mikel Arrieta, de 57 años, de los cuales, los 17 últimos los ha pasado en prisión y hoy se encuentra encarcelado en Algeciras a 1.200 kilómetros de nuestro pueblo. Hace ya siete años que comenzó a notar los primeros síntomas de su enfermedad, pero a consecuencia de los continuos cambios de cárcel no recibió el tratamiento médico adecuado que la situación requería. En enero, según el diagnóstico de los médicos del hospital de Algeciras, Arrieta sufre espondilartropatía crónica, enfermedad grave, incurable y degenerativa. Aitzol y Mikel dos diagnósticos diferentes pero una misma situación: un claro ejemplo de vulneración de derechos humanos».

Reivindicaron que «se den pasos desde una política penitenciaria en clave de confrontación a otra de resolución, desactivando las medidas de excepción y respetando los derechos humanos, pero para impulsar este cambio es necesario que los ciudadanos pasemos de ser meros espectadores a tener una actitud protagonista. Sólo realizando cada uno su aportación desde su ámbito lograremos terminar con la vulneración de derechos humanos y traer a casa a Aitzol y Mikel. ¡Y estamos seguras de que lo conseguiremos! ¡Estamos preparados!», finalizaron.

Fotos

Vídeos