Una jornada complicada en Errenteria y Lezo

Mientras para algunos la nieve ocasionó problemas, otros disfrutaron jugando con ella, más después de que se suspendieran las clases. / FOTOS ARIZMENDI
Mientras para algunos la nieve ocasionó problemas, otros disfrutaron jugando con ella, más después de que se suspendieran las clases. / FOTOS ARIZMENDI

La nieve provocó varios accidentes de chapa y coches cruzados, así como la suspensión de las clases en varios centros escolares

L.R. ERRENTERIA.

La copiosa nevada caída en la madrugada y mañana de ayer provocó numerosas afecciones también en Lezo y Errenteria. A pesar de que ya la víspera se había decretado la alerta naranja por nieve, fueron muchos los vecinos que se sorprendieron al despertarse y ver las calles y carreteras cubiertas de un gran manto de nieve. Una bella estampa que, sin embargo, provocó numerosos incidentes.

Durante la mañana la circulación resultó muy complicada y por este motivo se tomó la decisión de suspender las clases tanto en la Herri Eskola de Lezo como en el Instituto Koldo Mitxelena y Orereta Ikastola de Errenteria. No fue difícil, por tanto, encontrar en la calle chavales que disfrutaron jugando con la nieve.

Los problemas en las carreteras se sucedieron especialmente en las zonas altas, donde muchos optaron por no salir de casa, y los que lo intentaron tuvieron problemas para llegar a sus puestos de trabajo. Fueron numerosos los golpes de chapa y vehículos cruzados en la carretera y cabe destacar también el cierre durante horas de la cuesta de la Estrata.

Para el mediodía, con el cese de las precipitaciones de nieve y la subida de las temperaturas, todo fue volviendo a la normalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos