La gran riqueza del folclore de Ecuador, a escena

Los dantzaris realizan estiramientos antes de bailar.
Los dantzaris realizan estiramientos antes de bailar. / ARIZMENDI

El conjunto folclórico Tungurahua del país americano compartió ayer presencia con Ereintza en 'Errenteria Dantzan 2017'

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

Organizado un año más por Ereintza Dantza Taldea, ayer domingo por la tarde se celebró en la Alameda de Gamón de Errenteria una nueva edición de Errenteria Dantzan. El fin de este festival, entre otros, es dar a conocer el folclore y por extensión la cultura de algún país del mundo, que en esa misma cita exhiben los dan-tzaris del propio Ereintza.

Este año el grupo invitado ha sido el conjunto folclórico Tungurahua de Ecuador, procedente de la región del mismo nombre y que fue fundado en el año 1970 con el lema 'Danza que estremece al cielo' y que fue invitado a Errenteria, aprovechando que van a participar en el prestigioso festival folclórico de Portugalete.

Ayer el grupo ecuatoriano mostró ante los centenares de personas que se dieron cita en la Alameda errenteriarra una amplia selección de la riqueza de sus bailes, música y colorido vestuario, con las faldas bordadas de gran longitud de las mujeres, de todos los colores imaginables, mientras que los hombres bailaron ataviados con unas curiosas perneras de piel, cubiertas de pelo de animal.

Bandera ecuatoriana

Los bailarines ecuatorianos hicieron su entrada en la Alameda, encabezados por la bandera de su país y fueron los primeros en actuar ofreciendo sus danzas, que como explicaron los responsables de Ereintza antes de comenzar el espectáculo «tienen una relación muy directa con la tierra y con la Naturaleza, con la pachamama» y una tradición muy enraizada en el folclore indígena de este país americano.

Acompañados por guitarras, acordeón, flauta y percusión, los bailarines ecuatorianos fueron muy aplaudidos por el público que disfrutó del espectáculo ofrecido.

Tras la exhibición del grupo invitado ayer, los miembros de Ereintza ofrecieron una selección de bailes de Iparralde, concretamente de Lapurdi y de Zuberoa, con unos sobrios y elegantes trajes y unos espectaculares recogidos en trenza de las mujeres, atados con un lazo rojo, mientras los hombres bailaban tocados con una txapela de gran tamaño. Les acompañó la música de txistu, trikitixa, tamboril y también un violín durante su actuación.

Fotos

Vídeos