Escapadas a la naturaleza más cercana a la villa

Restos megalíticos. Están en Txoritokieta. / ARIZMENDI

Oarsoaldea recomienda visitar el fuerte de San Marcos y la zona megalítica de Txoritokieta

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

El verano es una estación propicia para las salidas y la Agencia de Desarrollo Comarcal de Oarsoaldea ha recomendado unas escapadas a la naturaleza más cercana al centro urbano de Errenteria, que son además muy adecuadas para hacerlas en familia, dado que apenas tienen dificultad.

En primer lugar Oarsoaldea plantea realizar un recorrido para conocer la riqueza megalítica que se encuentra diseminada en las montañas que delimitan Errenteria y Oiartzun y que es «extraordinaria». Se trata de un conjunto de menhir y tres dólmenes en la estación megalítia de Txoritokieta, que es la de menor altitud de Gipuzkoa (275 metros)

Dicen desde Oarsoaldea que esta riqueza megalítica demuestra que «la importancia del Parque Natural de Aiako Harria, parte del cual está en el término municipal de Errenteria, no se limita solo a su fauna, flora o hábitat naturales, ya que el patrimonio etnográfico y prehistórico también es muy abundante en esta zona».

Fuerte de San Marcos

La salida se puede completar con una visita al Fuerte de San Marcos, que se encuentra situado en pleno entorno natural, en el Parque Lau Haizeta y con unas vistas espléndidas.

El Punto de Información del Fuerte de San Marcos abre durante la temporada alta y allí mismo el visitante se puede informar sobre el Fuerte y las posibilidades que ofrece su entorno. Además, durante este período estival, se pueden realizar visitas guiadas para ver el museo del Fuerte.

Robustos muros

Dicen desde Oarsoaldea que llegando a la cima del monte San Marcos «nos encontraremos de frente con los robustos muros del fuerte. Podremos entrar al Fuerte cruzando el foso. Nada más cruzar su puente veremos el Punto de Información donde podremos saber más sobre lo que nos ofrecen el fuerte y su entorno».

Añaden que cruzando el Patio de Armas «podremos subir al mirador y detenernos a contemplar sus admirables vistas panorámicas».

Durante la temporada alta hay oportunidad de visitar el museo del fuerte, tanto de forma libre (gratis) o con visita guiada (2-3 euros).

En su interior se pueden ver las réplicas de los soldados y cañones que antaño defendían el lugar. En la campa del exterior del Fuerte hay un parque infantil con forma de castillo que «hará volar la imaginación de los más pequeños».

El que fuera fuerte militar construido en el siglo XIX durante las guerras carlistas ha evolucionado como un importante valor turístico de Errenteria y ofrece hoy en día visitas guiadas por su interior y cuenta con un punto de información para el visitante.

Fotos

Vídeos