Un detenido y 16 identificados en una operación contra el trapicheo de droga en Errenteria

El arrestado es el encargado de un bary a la camarera la Ertzaintza le intervino una pequeña cantidad de estupefaciente

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBASan Sebastián

Los vecinos del barrio errenteriarra de Iztieta estaban molestos, hartos, hastiados. Hace meses detectaron una mayor presencia de consumidores de estupefacientes en torno a un establecimiento hostelero de la zona, por lo que decidieron poner el caso en conocimiento de la Policía. Agentes de la Ertzaintza establecieron un dispositivo que concluyó el miércoles con la identificación de dieciséis personas. Otra fue detenida. Se trata del encargado del bar.

En Iztieta son muchos lo que sospechan que el bar no era sino una ‘tapadera’ para la venta de droga a pequeña escala. En torno al local se reunían desde hace tiempo consumidores habituales y personas que aprovechan las condiciones para trapichear. La situación había generado una notoria incomodidad entre los residentes en la zona, por lo que informaron a la Policía del incremento de consumo que se había observado en torno a dicho bar, situado en la calle Donostia.

Tras la recepción de las quejas, agentes de la comisaría de la Policía vasca de Errenteria establecieron un discreto operativo de vigilancia y seguimiento tanto sobre el local como de las personas que acudían a la zona. El operativo culminó el miércoles pasado con un amplio despliegue policial. Cinco furgonetas de la Ertzaintza se personaron por sorpresa frente al bar. Eran las nueve y media de la mañana.

Dinero en metálico

Pese a la hora tan temprana, los agentes al frente de la investigación identificaron a dieciséis personas que se hallaban repartidas tanto en el exterior como dentro del bar. A todas ellas les fue requerida la documentación, tras lo cual los policías procedieron a practicarles un registro corporal. Fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno Vasco informaron de que a cuatro de ellas se les ocuparon diversas sustancias estupefacientes en pequeñas cantidades, por lo que procedieron a la apertura de los respectivos informes por la infracción de la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana. Entre ellas se encontraba la camarera del establecimiento.

Los agentes ocuparon al arrestado, de 51 años, 10.000 euros en metálico

Asimismo, los ertzainas identificaron al encargado del bar, a quien sometieron a un registro corporal. Como consecuencia de ello, los policías se incautaron de más de 10.000 euros distribuidos en diversas prendas que llevaba y que presumiblemente procedían de la venta de drogas.

La inspección posterior del local permitió localizar en el interior de la cocina dos bolsas con sustancia estupefaciente. Una de ellas contenía 84 gramos de speed y la otra 36 gramos de hachís. Asimismo, hallaron dos balanzas de precisión y dos bolsas de plástico con recortes.

El detenido, de 51 años, pasó el jueves a disposición del Juzgado de Guardia de Donostia.

Vecinos del barrio fueron asimismo testigos de cómo los agentes desplegados ocuparon varias armas blancas a alguno de los investigados.

El amplio despliegue de la Ertzaintza ha sido estos días uno de los principales temas de conversación entre los vecinos del barrio. Estos llevan décadas luchando para erradicar del tráfico de droga al menudeo en Itzieta. Los momentos más difíciles se vivieron en 2009 y provocaron el enfrentamientos con extranjeros que regentaban negocios en la zona, especialmente con la comunidad magrebí. La crispación que entonces se vivió obligó a que representantes institucionales, autoridades policiales y portavoces de los vecinos a mantener múltiples reuniones para poner fin a aquella situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos