El consistorio denuncia el destrozo por obras de un escudo de una fachada en Foru Plaza

L. R. ERRENTERIA.

El Ayuntamiento ha tenido conocimiento de que en el transcurso de las obras de reparación de una fachada de Foru Plaza, se ha afectado al escudo existente en la misma, picándose el mismo hasta llegar a su destrucción y eliminación.

El consistorio había concedido licencia de obra a los propietarios del edificio de Santxoenea 23 para arreglos puntuales de fachada ante el riesgo de desprendimientos a la vía pública.

En los condicionantes de la licencia «quedaba especificado que ese edificio está incluido en el ámbito protegido por el 'Plan Especial de Rehabilitación del Casco Histórico' y que está sujeto a lo en él establecido, en concreto, a que los escudos de la fachada son elementos 'a conservar en cualquier caso'. De igual manera se establece que 'cualquier incidencia al respecto, deberá ser consultada a los Servicios Técnicos Municipales'».

Este hecho supone la destrucción y desaparición de un elemento del patrimonio histórico y artístico.

Irreparable

Desde el Ayuntamiento errenteriarra también señalan que «lamentablemente, este daño no tiene reparación posible. Con él desaparece uno más de los elementos que nos han dejado los antepasados de los y las errenteriarras y que hay obligación de preservar y conservar para que llegue a las generaciones futuras. De poco sirve que las administraciones restauren y mantengan los que se encuentran en el entorno público si toda la ciudadanía, propietarios especialmente, no tiene conciencia de dicha obligación moral y legal».

«Desde el pasado jueves -prosiguen desde el Ayuntamiento- nuestro Casco Histórico, uno de los más ricos de Gipuzkoa, tiene un escudo menos, un trozo menos de su pasado que, salvo en fotografía, ya no podrá ser más contemplado en el futuro. Los responsables municipales quieren comunicar a la ciudadanía que el tema «está en manos de los servicios jurídicos municipales para, si así procede, se pidan las responsabilidades que sean pertinentes».

Estos mismos responsables municipales finalizan diciendo que esperan que «este desgraciado hecho sirva para que toda la ciudadanía y las administraciones tomen buena nota y eviten que algo así pueda volver a suceder».

Fotos

Vídeos