Buenos resultados del proyecto informativo sobre los residuos sólidos urbanos en Errenteria

Personal de educación ambiental se encargó de ofrecer la información junto a las áreas de contenedores de residuos de la villa

L. R. ERRENTERIA.

La Agencia de Desarrollo Comarcal Oarsoaldea y el Ayuntamiento pusieron en marcha el pasado 5 de febrero el proyecto RSU. Para ello, se ha desplegado personal de educación ambiental junto a las áreas de contenedores de residuos, con el fin de ofrecer información y sensibilización en relación a los residuos.

Estas personas ya han actuado en 17 zonas de contenedores (Iztieta, Olibet-Etxeberrieta, Centro y Galtzaraborda) y finalizarán la campaña en Beraun el 31 de mayo. Diariamente han recibido las dudas, propuestas y quejas de unas 30 personas. También se han acercado a comercios, bares y restaurantes de Errenteria «para aclarar dudas, recoger sus necesidades y ofrecerles asesoramiento sobre organización interna para que mejoren la clasificación de residuos y se han acercado a 160 actividades económicas».

El objetivo principal de esta campaña es «reducir el volumen de rechazo, dado que esta es la única fracción no reciclable. Al resto de residuos que la ciudadanía deposita en los contenedores se les da otra vía, reduciendo el derroche de más recursos naturales para crear nuevos productos, así como la contaminación». Los responsables de la campaña indican que «dado que el mejor residuo es el que no se genera, mediante esta campaña se quiere invitar a la ciudadanía de Errenteria a seguir unos consejos para crear menos residuos: utilizar carro, bolsas reutilizables y envases para la compra, en lugar de bolsas de plástico; comprar productos a granel o con el menor envoltorio posible; productos concentrados o de formato familiar, y priorizar los productos de envases de vidrio, entre otros».

Reutilizar residuos

Asimismo, han ofrecido ideas para reutilizar los residuos, por ejemplo, «utilizar aparatos o ropa de segunda mano, utilizar los botes de cristal para guardar comida... para así alargar su vida útil y generar menos residuos». Señalan que «cuando no tenemos oportunidad de reducir y reutilizar residuos, los depositamos en los contenedores», por eso subraya la campaña la importancia de clasificarlos bien.

Estas han sido las dudas que hasta ahora más se han repetido: «¿Se pueden depositar los biorresiduos en bolsas de plástico? La respuesta es no, se deben depositar en bolsas compostables, ya que dichas bolsas se descomponen junto con la materia orgánica que contienen. Una bolsa de plástico, en cambio, necesita cientos de años. Las bolsas compostables se pueden obtener gratuitamente en el Ayuntamiento o en las seis máquinas dispuestas en diversos barrios del municipio».

Otra pregunta es: «¿Se pueden depositar los vasos y copas rotos en el iglú verde? No, como son de cristal, contienen óxido de plomo, por lo que no se pueden reciclar. Deben depositarse en el contenedor de rechazo».

La tercera es, «cuando se tira papel y cartón en el contenedor azul, ¿se puede tirar también la bolsa de plástico? La bolsa se debe depositar en el contenedor amarillo».

La cuarta, «¿Solo se puede depositar plástico en el contenedor de envases ligeros? Además de envases de plástico, también se pueden depositar envases de metal y bricks».

Desde el proyecto RSU quieren recordar que «también se pueden depositar en el contenedor marrón restos de café, papel de cocina o pañuelos de papel manchados de comida o mocos».

Poliespán

A la pregunta «¿se puede depositar en el contenedor amarillo el poliespán que viene con los muebles? Se debe llevar al punto limpio, pero si se trata de pequeñas cantidades, se pueden romper y tirar al contenedor amarillo». Y a la pregunta: «¿Se puede depositar el aceite usado en botes de vidrio y llevarlo al contenedor que corresponde? Es mejor depositarlo en un bote pequeño de plástico que en uno de vidrio, ya que estos últimos se pueden romper al tirarlos al contenedor».

Por último, dicen que «el proyecto RSU es más que una campaña de calle. Mediante este plan también se ha querido llegar a otros tipos de agentes sociales. Así, se han organizado las siguientes acciones para completar el proyecto RSU: Las personas encargadas de la educación ambiental se han acercado a las sociedades gastronómicas para ofrecer ayuda».

También se ha organizado para el 5 de mayo una charla práctica sobre residuos dirigida a toda la ciudadanía, que se celebrará a las 18.00 horas en Merkatuzar. Habrá servicio de guardería. Se han organizado sesiones dinámicas con el alumnado del Euskaltegi Municipal y de AEK de Errenteria para abril y mayo y el alumnado del programa AISA dirigida a las personas recién llegadas a Errenteria, que también recibirán información relativa a los residuos.

En general, los responsables de la campaña consideran que «se ha observado que la ciudadanía de Errenteria tiene costumbre de reciclar y se quiere invitar a los v ecinos a poner en práctica las dudas que hasta ahora se han aclarado y acercarse a las personas encargadas de la educación ambiental para aclarar cualquier otra duda. El Ayuntamiento quiere agradecer la actitud positiva que toda la ciudadanía ha tenido con la campaña».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos