Aportaciones a la propuesta para las viviendas comunitarias para jóvenes

L. R. ERRENTERIA.

Esta semana se han reunido Iñaki Ruiz del PSE-EE y Garbiñe Oyarbide de EAJ-PNV, con la concejala delegada de Juventud, Itziar Ostolaza, para realizar aportaciones a la propuesta de ordenanza para regular las viviendas comunitarias para jóvenes. La jeltzale mostró sus dudas sobre el proyecto del gobierno, ya que les parece «una propuesta muy limitada» y no creen que garantice totalmente la emancipación de los jóvenes.

Sobre las aportaciones, Oyarbide dijo que «hemos tratado de mejorar la ordenanza, aclarando los puntos que nos generaban dudas y corrigiendo los que no nos parecían correctos. No hemos presentado una ordenanza alternativa ni hemos añadido contenido, nos hemos limitado a tratar de mejorar lo propuesto. Tenemos dudas sobre que el proyecto sea efectivo». Para el PNV, el proyecto «tiene como objetivo prioritario realizar un experimento sobre un modelo de sociedad diferente y no la garantía del acceso a la vivienda para las y los jóvenes y EAJ-PNV tiene claro que esto último debe ser lo prioritario».

Añaden que «se queda cojo porque no da opción a que pueda ser un paso hacia una vida en pareja y por otro, porque nos parece un primer paso cuya continuidad no está clara, dado que muchas de las personas tendrán que volver a sus casas tras finalizar el contrato por carecer de alternativas. El objetivo es que la emancipación sea definitiva y no se limite a una experiencia de tres años».

EAJ-PNV puso sobre la mesa, la propuesta para movilizar las viviendas vacías por un lado y para ampliar la oferta de alquiler protegido por otro, «que se firme un convenio con Alokabide para promover la inclusión de las viviendas vacías del municipio en el programa Bizigune de alquiler protegido y así facilitar el acceso a la vivienda a los colectivos con mayores problemas para acceder a la misma y que haya bonificaciones en el IBI o ayudas para realizar obras de adecuación en las viviendas que lo necesiten para acceder a Bizigune».

Firmar un convenio con Alokabide «nos abriría una puerta a la colaboración, con información sobre datos exactos de la oferta y la demanda para poder tomar medidas concretas, la posibilidad de informar a las personas propietarias de viviendas vacías de los beneficios de entrar en el programa Bizigune, además de facilitar a dichas personas entrar en el programa. Hemos trasladado a la concejal delegada nuestra absoluta disposición a la colaboración en este asunto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos