Diario Vasco

Los productos de comercio justo regresan a Telleri

Este año, como viene siendo habitual, los errenteriarras podrán acercarse mañana hasta la plaza de Xabier Olaskoaga para comprar productos de comercio justo. De esta manera se quiere seguir animando «a continuar con la inquietud hacia un consumo responsable». Dos sábados al mes, la ONGD Corazonistas de Telleri- Alde volverá a instalar un punto de venta de productos de comercio justo a la entrada de la plaza desde la calle Viteri. El horario será de 10.30 a 13.30.

Productos como el café, azúcar, mermeladas, cuscús, chocolates o galletas, entre otros, se pueden adquirir comercializados bajo criterios de comercio justo, lo que supone que los productores locales trabajen en condiciones dignas, se deje a un lado la explotación infantil y se respete el medio ambiente.

Los responsables de este puesto, que se ha colocado durante nueve años en la entrada a la plaza errenteriarra, se muestran contentos por cómo ha ido durante todo este tiempo, ya que la respuesta de la gente que está habituada a comprar estos productos ha sido buena.

Justicia social

Asimismo, desde la Fundación Corazonistas se asegura que «todavía queda mucho camino para que la gente se conciencie de que es importante saber cómo y quiénes han producido los productos que compramos, para que no seamos partícipes en problemas como la explotación infantil o los daños que puedan surgir durante la fabricación y que afectan gravemente al ecosistema».

Añaden que el comercio justo «apuesta por un sistema de comercio que promueve una justicia social, económica y medio ambiental y garantiza que se paguen salarios justos a los trabajadores y a las trabajadoras».

Además que «se protejan los derechos fundamentales de las personas, respetando la igualdad de género y condenando la explotación infantil y que se obtengan productos de calidad, con procesos respetuosos con el medio ambiente».

Este tipo de comercio «contribuye a la erradicación de la pobreza actuando como herramienta de cooperación al desarrollo. Aproximadamente 2.700 millones de personas viven con menos de 1,5 euros al día. El comercio justo contribuye a que cerca de 5 millones de personas tengan una vida digna», señalan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate