Diario Vasco

Cierre del proyecto Innovación Abierta en el edificio Torrekua

Martín, Lizeaga y Diaz alumnas que hicieron proyectos.
Martín, Lizeaga y Diaz alumnas que hicieron proyectos.
  • Dicho proyecto ha sido la primera experiencia en Oarsoaldea basada en la innovación abierta dirigida a «responder a retos empresariales»

El edificio Torrekua acogió ayer al mediodía el acto de cierre del proyecto de Innovación Abierta, que se ha venido celebrando desde hace varios meses, con la participación de 29 jóvenes, 4 empresas, 4 centros formativos y distintos agentes.

Dicho proyecto ha sido la primera experiencia en Oarsoaldea basada en la innovación abierta dirigida a «responder a retos empresariales». Mediante la creación de equipos de jóvenes en formación con diferentes perfiles, estos grupos han dado respuesta a los diferentes retos definidos por las empresas participantes. La innovación abierta «es una nueva estrategia de innovación donde la cooperación pasa a tener un papel fundamental y se está convirtiendo en algo fundamenal para el desarrollo territorial».

A través de la colaboración «se obtienen ventajas competitivas que permiten aprovechar las sinergias colectivas y compartir conocimientos de una manera más eficiente».

Jexus Leonet, alcalde de Oiartzun y actual presidente de Oarsoaldea, señaló al comienzo del acto que «la agencia impulsa proyectos para una transformación necesaria de nuestra comarca y el proyecto de innovación es una muestra de ello. A través de la iniciativa, Oarsoaldea ha dado respuesta a diferentes retos como mejorar la empleabilidad de los jóvenes, generar sinergias entre empresas, agencias de desarrolo y centros de FP, o fomentar la innovación en las empresas para crear empleo».

En el evento de cierre distintos participantes transmitieron su experiencia positiva por medio de diapositivas y breves declaraciones.

Intervenciones

Ignacio Martínez, de la empresa Amcor; Gerardo Brosa, de la empresa Irulezo; Vanessa Martín, alumna participante en el reto de Amcor; Garazi Díaz, alumna en el reto de Tumaker; Jesús Mari Cuesta, representante del centro de formación de Zubiri Manteo; Xabier Areta, representante del centro de formación AEG e Idoia Lizeaga, alumna del reto de Oarsoaldea expusieron sus variadas y enriquecedoras experiencias.

Asimismo el gerente de Oarsoaldea, Fernando Nebreda, dijo que el proyecto experimental «arroja datos muy positivos tanto en volumen de participación como de validación de resultados, ya que en concreto se lanzaron cinco equipos equipos de innovacción compuesto cada uno por 5 o 6 jóvenes estudiantes de diferentes disciplinas y que fueron facilitados con una metodología deinnovación abierta».

Cinco retos

Para llegar en las mejores condiciones a estos grupos de estudiantes se ha involucrado a cuatro centros educativos de FP del territorio, que han sido AEG, Easo, Don Bosco y Zubiri Manteo y han participado cinco empresas definiendo retos a los y las alumnos Amcor, Diversus, Irulezo, Tumaker y Oarsoaldea. Finalmente se han creado prototipos en respuesta a cinco retos de los cuales 4, es decir el 80%, han sido validados por las empresas retadoras.

Nebreda finalizó mencionando que «se ha generado base para un futuro ecosistema de comunidad inovadora. De este modo las empresas retadoras han trabajado co-creando productos o servicios que redundan en la mejora de la calidad de vida».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate