Diario Vasco

El pleno aprobó una moción en apoyo al proyecto de Lekuona

Pleno. Un momento de la sesión celebrada el pasado martes en la Sala Capitular.
Pleno. Un momento de la sesión celebrada el pasado martes en la Sala Capitular. / ARIZMENDI
  • Con los votos en contra del PSE-EE que manifestó que no era su propuesta, ni su modelo de ciudad

La Corporación de Errenteria celebró el pasado martes la sesión de pleno ordinaria correspondiente al mes de septiembre con ocho puntos en el orden del día, la mayoría de ellos de mero trámite.

En ella se dio cuenta de varias resoluciones de Alcaldía y concejales delegados, de informes de intervención, de informes de auditoría, de las cuentas de 2015 y de la 2ª actualización del Plan Económico Financiero 2014-17.

Entre las propuestas aprobadas estuvo la de adhesión del Ayuntamiento a la asociación 'Redes de ciudades que caminan', que se adoptó por unanimidad. Se trata de una entidad internacional, que según explicó el concejal de Tráfico Jon Txasko en el pleno, tiene como principal objetivo la gestión del espacio público para promover una movilidad integral.

Por último se aprobó con los votos en contra del PSE-EE y el apoyo de EH Bildu, Irabaziz y EAJ-PNV, una moción presentada por Bildu e Irabaziz y leída por el portavoz de este último grupo, Ion Collar, en relación con el Centro de Artes Escénicas Fábrica Lekuona, que reclamaba el apoyo explícitó de la Corporación al mismo y que ésta se ratificara en el proyecto impulsado por convenio suscrito el 2 de diciembre de 2014.

Al mismo tiempo se pedía reconocer al de Lekuona como un «proyecto de relevancia para el futuro de nuestro municipio» y por último se solicitaba que se evitaran ingerencias que cuestionaran el proyecto y que no se produjeran actitudes que pudieran ponerlo en peligro.

Guerra de cifras

La moción propició un largo debate en el que hubo un cruce de cifras sobre el coste real del proyecto y sobre las críticas al sobrecoste realizadas en varias ocasiones por el PSE-EE, que dijo que ha pasado de los 4.100.000 euros iniciales a más de 6 millones con un sobrecoste del 58%. Las mismas fueron rebatidas por el alcalde Julen Mendoza, quien dijo que la adjudicación fue en realidad de 4.400.000 euros y sólo ha habido una modificación posterior de 300.000 euros, que todavía lo deja por debajo del precio de licitación y que sería un sobrecoste en realidad del 4,71%, muy alejado de las cifras dadas por el PSE-EE.

El portavoz socialista José Ángel Rodríguez, indicó que ellos manejan otras cifras que son también oficiales y criticó el último punto de la moción que pide evitar críticas al proyecto y que calificó de «mordaza».

El alcalde le dijo que los 4.100.000 euros a que se refieren los socialistas son una estimación de un arquitecto, pero no la cuantía de la adjudicación y dijo que lo que subyace es que el PSE-EE no cree en el proyecto de Lekuona y busca debilitarlo con «falsedades».

Finalmente emplazó al PSE en aras «a la transparencia» a mantener un debate público sobre el tema delante de la ciudadanía.

La portavoz del PNV, Maite Peña, dijo que su grupo no se opone a dicho debate, pero que no lo ve necesario, cuando lo prioritario ahora es establecer «un nuevo contrato» que permita reanudar las obras.