Arrancan las obras para mejorar el saneamiento del río Oiartzun en Errenteria

El Diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio, explicando el proyecto. /Arizmendi
El Diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio, explicando el proyecto. / Arizmendi

EFE

Las obras para la mejora del saneamiento del río Oiartzun, en Errenteria, que incluyen la construcción de un nuevo colector con un coste de 2,2 millones de euros, ya han arrancado y serán financiadas al 50 % entre la Diputación Foral y Aguas del Añarbe.

Según han informado ambas entidades en un comunicado conjunto, los trabajos incluyen la ejecución del nuevo colector y de instalaciones complementarias de saneamiento en la margen izquierda del río Oiartzun, en Errenteria.

De esta manera, esta última localidad guipuzcoana verá renovado un importante tramo del principal colector de saneamiento que discurre en la margen izquierda del río Oiartzun y que conduce las aguas residuales de Errenteria, Oiartzun y parte de Lezo hasta el anillo interceptor de la bahía de Pasaia y, posteriormente, a la EDAR de Loiola para su posterior depuración y vertido al mar.

Las obras tienen un plazo de ejecución de doce meses con lo que se prevé que estarán finalizadas para octubre de 2018.

El nuevo colector, que tendrá una longitud de más de 438 metros y un diámetro interior de 1,2 metros, sustituirá al que se utiliza hasta ahora que discurre entre las estaciones de bombeo de Iztieta y Errenteria.

Este colector y la nueva instalación de retención de sólidos que se colocará en la estación de bombeo de Errenteria reducirán radicalmente la frecuencia de los alivios al río y evitarán el vertido de cualquier residuo sólido al cauce del Oiartzun.

Fotos

Vídeos