Diario Vasco

Lezon Ondo Ai Gea pide una reunión con el gobierno local sobre residuos

Ondo Ai Gea. Varios de sus miembros el sábado pasado.
Ondo Ai Gea. Varios de sus miembros el sábado pasado. / ARIZMENDI

Miembros de Lezon Ondo Ai Gea solicitaron el pasado sábado de manera pública con un acto en la Plaza del Santo Cristo una reunión urgente con el Ayuntamiento para «hablar de residuos, salud, medio ambiente y sobre el dinero de los contribuyentes». Dijeron que «para hablar con nosotras no hace falta ser de nuestra misma opinión, pero su vez nos parece que siendo de este pueblo y trabajando como vountarios nos merecemos el respeto de ser tomadas en cuenta».

Dieron a conocer que «estos últimios meses hemos enviado tres propuestas a la Alcaldía, según nuestra opinión dignas de ser discutidas sin ningún problema y no sabemos lo que está ocurriendo, pero no nos ha llamado nadie».

Señalaron que «desde 2012 los participantes del grupo Lezon Ondo Ai Gea llevamos trabajando en favor de la separación de residuos y en contra de la incineración. Hemos participado en varias reuniones en el Ayuntamiento, la última en la mesa de residuos en la cual se llegó a un acuerdo amplio para intentar implantar el sistema mixto con colgadores y contenedores para vidrio, papel y envases ligeros».

Prueba piloto de Altamira

En su comparencia del pasado fin de semana también indicaron que hace un mes que el Ayuntamiento de Lezo ha implantado el nuevo sistema de recogida de basura en Altamira que «según la Alcaldía es una prueba piloto para después implantarla en el resto del pueblo. Desde Ondi Ai Gea estamos haciendo un seguimiento de lo que está sucediendo en Altamira, sacando fotos al interior de los contenedores, hablando con varias vecinas y recabando información sobre la cantidad de residuos que se separan o no».

Dicen que «lo más significativo es que Altamira, que tiene 450 vecinos, en las útimas tres semanas ha generado un promedio de 900 kilos de rechazo a la semana. Si extrapoláramos los datos para todo el pueblo, recogeríamos en Lezo 12.000 kilos de rechazo a la semana, cuando hoy en día se están recogiendo 2.500, o por decirlo de otra manera, con el sistema de puerta a puerta se recogen a la semana un promedio de 0,45 kilos por habitante y con el quinto contenedor sin control, 2 kilos».

Añaden que «la conclusión es obvia, con el nuevo sistema estas tres útimas semanas la catidad de resto se ha quintuplicado, ya que el rechazo puro de antes ha sido mezclado con material reciclable y orgánico».

«Por otra parte -concluyen- ha sido muy significativa la poca cantidad de orgánico que se ha introducido en los contenedores marrones y que a su vez se encuentra con muchos impropios como plástico y cartón. Queremos decir alto y claro que si este sistema se implanta en todo el pueblo el resultado será el mismo, porque el problema está en la recogida sin ningún tipo de control».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate