Diario Vasco
Ander Oiarbide con el diploma. María Pilar Giménez y Avelina Jauregi con sus ramos. Ainhoa Palomo recibe el premio de Mariasun Landa.
Ander Oiarbide con el diploma. María Pilar Giménez y Avelina Jauregi con sus ramos. Ainhoa Palomo recibe el premio de Mariasun Landa.

Entregados los quintos premios Mariasun Landa

  • Los ganadores de este año han sido Ainhoa Palomo y Ander Oiarbide y se homenajeó a Avelina Jauregui y María Pilar Giménez

La Casa Xenpelar acogió ayer al mediodía el acto de entrega de los V Premios Mariasun Landa, enfocados a reconocer por un lado la mejor mirada femenina en el que se premia con 350 euros al mejor trabajo presentado por una mujer y por otro la mejor mirada a las mujeres, con la misma dotación y en este caso destinada al mejor trabajo entre el resto de los presentados.

En esta edición han participado nueve trabajos, más de la mitad escritos en euskara y han vencido dos obras en euskara, la ganadora de la mejor mirada femenina fue Ainhoa Palomo Zabala por el texto 'Agustina erraketista, bizitza frontoiari emana (Agustina la raquetista, toda una vida dedicada al frontón)' que recupera la figura de la raquetista errenteriarra Agustina Otaola Zapiain, que desde los quince años jugaba en Madrid como profesional y que también compitió hasta los 41 años en los frontones de Barcelona y Cuba.

El trabajo de Ainhoa Palomo fue premiado por la labor de investigación para recuperar una figura no suficientemente reconocida y que fue pionera en el deporte de la mujer. Dijo que había sido un trabajo intenso para dar a conocer a una figura muy importante del deporte. Agustina Otaola, que estaba presente en el acto, agradeció el reconocimiento dado por la villa con este premio.

Mujer txistulari

El destinado a la mejor mirada a las mujeres recayó en Ander Oiarbide Ruiz de Azua, por su trabajo también en euskara titulado 'Txistuak emakumearen izena hartu zuenekoa (Cuando el txistu tomó nombre de mujer)' y que tiene como protagonista a la txistulari errenteriarra, Ixiar Busselo, que también estuvo presente en el acto de entrega de premios, que dieron la escritora local Mari Asun Landa, que da nombre al certamen y el alcalde de Errenteria, Julen Mendoza.

Ander Oiarbide dijo que por su labor como dantzari de Ereintza tuvo oportunidad de actuar con el arrope musical de Ixiar Busselo y fue el conocimiento de la misma, lo que le llevó a escribir ese trabajo.

El acto de entrega de premios, que fue presentado por Oihane Yustos, se abrió con un recital de poesía de la escritora de Iparralde Itxaro Borda, con el acompañamiento musical de Itsaso Gutiérrez al violín y guitarra y concluyó con un homenaje que se tributó a dos veteranas errenteriarras, Avenina Jauregui, que fue la primera mujer concejal de Errenteria y a María Pilar Giménez, por su labor con los jubilados desde el Hogar de Alaberga, su barrio, con un preludio a cargo de la Banda Municipal de Txistularis.

12 años de concejal

Avelina Jauregui, exedil socialista, explicó que estuvo durante 12 años llevando el Área de Bienestar Social que entonces comenzaba a ponerse en marcha y dijo que entonces «en la Corporación estaban 20 hombres y yo como única mujer. Los tiempos han cambiado mucho», recordaba

María Pilar Giménez, que sufrió las consecuencias de la guerra y de niña tuvo que exiliarse a Bélgica y al regresar vio como su madre estaba encarcelada en Ondarreta por el regimen franquista, desarrolló durante muchos años una intensa actividad dentro del movimiento de los jubilados de la villa.