El Volvo V90 Cross Country, un familiar muy polivalente

El Volvo V90 CC es uno de los familiares más polivalentes por su buen comportamiento fuera de carretera. /CHARLY
El Volvo V90 CC es uno de los familiares más polivalentes por su buen comportamiento fuera de carretera. / CHARLY

Pertenece a la gama de todocaminos que ofrecen mayor seguridad y eficacia

ANDRÉS VIEDMA

La marca sueca Volvo ha sabido labrarse una imagen de exclusividad que no tienen otros productos Premium. Esto, combinado con seguridad, tecnología y calidad consigue un producto que pone muy alto el listón a la competencia. Volvo cuenta con una gama renovada casi en su totalidad y podemos decir que se encuentra viviendo los mejores momentos de su historia. Y parte de la responsabilidad de esa magnífica situación la tienen sus versiones Cross Country y XC.

Volvo V90 Cross Country

Con el V90 Cross Country, Volvo ha creado un familiar de excepción que reúne todo lo que un comprador exige a un modelo crossover de clase Premium. Gracias a su longitud, 4,94 metros, este exclusivo familiar ofrece un interior de enorme espacio, y un maletero que con sus 560 litros «asume» el equipaje o el material deportivo de todos los pasajeros. Su gama se compone de cuatro motorizaciones, dos de gasolina -T5 de 250 caballos y T6 de 310- y los diésel D4 y D5, de 190 y 235 caballos. Todos los V90 CC cuentan con tracción total y un equipo de seguridad de serie fuera de lo normal, como advertencia de cambio de carril, airbag de rodilla del conductor, alerta de distancia, atenuación de salida de la calzada, aviso de colisión frontal con frenado automático, ayuda para permanencia de carril, City Safety, control alerta del conductor, control de velocidad adaptativo, detección de peatones, ciclistas y animales grandes, control de descenso, lector de señales, estabilizador antivuelco... no le falta nada.

Es claro que el gran mérito de Volvo con el V90 Cross Country es que ha mantenido inalteradas las cualidades asfálticas del V90, pese a añadir 60 milímetros más de altura libre al suelo y elevar de manera considerable el centro de gravedad.

Recurre a un esquema convencional de amortiguación, con muelles helicoidales en el eje delantero y una ballesta transversal en el tren posterior. Además, por 2.075 euros, Volvo ofrece la posibilidad de incorporar muelles neumáticos en las cuatro ruedas con regulación de dureza en tres niveles -Confort, Eco y Dynamic-. Su principal ventaja es que mantiene invariada la altura libre al suelo -210 mm, que no es poco- con independencia del peso que se transporte, de modo que es recomendable si se va a circular habitualmente a plena carga o para aquellos que tiran de un remolque.

La fórmula de Volvo para crear el V90 Cross Country no difiere en exceso de las empleadas por otros fabricantes, si bien el resultado es uno de los mejores vehículos de este tipo, sobre todo por conseguir elevar el coche de manera considerable sin perjudicar el comportamiento. Los 210 milímetros de altura libre se consiguen con cambios en la suspensión -muelles y articulaciones- y empleando unos neumáticos de mayor perfil. En concreto, con las ruedas 235/55 R18 del Cross Country hay 129,25 mm de goma entre la llanta y el asfalto, 19 mm más que con los 245/45 R18 de un V90 equivalente. Sin duda su seguridad y eficacia son sus puntos fuertes. Su precio parte de 57.000 €.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos