Diario Vasco

Renault Scenic y Grand Scenic, desde 19.000 euros

  • El fabricante del rombo acaba de desvelar la composición de la gama de la cuarta generación de su monovolumen compacto

Ya son cuatro generaciones del modelo Scenic, el monovolumen compacto de Renault. El vehículo cumple 20 años, un periodo con una producción de cinco millones de unidades y medio millón vendidas en nuestro mercado. El nuevo Scenic, desvelado en marzo con ocasión del Salón de Ginebra, y la variante Grand Scenic conforman una gama con un diseño totalmente renovado en clara apuesta por la seducción y el dinamismo. Se comercializará a partir de 19.000 euros.

La nueva gama Scenic conserva las virtudes de las generaciones anteriores como modularidad, espacio, ergonomía o volumen para equipajes y añade mayor tecnología con motores más eficientes (incluso una variante híbrida) que desarrollan mejores prestaciones, y además ha conseguido 5 estrellas en seguridad por el organismo independiente Euro NCAP.

Con los nuevos códigos de estilo, el diseño del frontal es similar al de sus últimos hermanos, con un gran logo del rombo en el centro y el sello luminoso en forma de C. En la imagen, la versión de mayor tamaño con capacidad de siete pasajeros.

Grand Scenic

Con los nuevos códigos de estilo, el diseño del frontal es similar al de sus últimos hermanos, con un gran logo del rombo en el centro y el sello luminoso en forma de C. En la imagen, la versión de mayor tamaño con capacidad de siete pasajeros.

Con el objetivo de conseguir mayor espacio para los pasajeros, la carrocería de los nuevos Scenic es más grande. Gana en anchura (20 mm más), en distancia al suelo (40 mm más), en distancia entre ejes y en las vías entre los neumáticos tanto delante como detrás. El parabrisas va ahora más inclinado y con el opcional techo panorámico de cristal fijo el habitáculo gana en luminosidad.

En la parte delantera, y de acuerdo con los últimos códigos de estilo del fabricante, la firma luminosa dispone de faros en forma de C. En la parte posterior, los pilotos se ubican de forma horizontal en el Scenic mientras que en el Grand Scenic son de mayor tamaño y forman un ángulo de 90º; llevan tecnología con efecto 3D. La carrocería bitono es de serie u opcional, según versiones, y la carrocería más grande incorpora barras de techo de aluminio.

Ruedas de 20 pulgadas

Destaca la utilización de ruedas grandes de 20 pulgadas en toda la gama. Aparte de la mejora estética, la ventaja de estos neumáticos es que absorben mejor los baches y proporcionan más estabilidad y menor distancia de frenada. En este último caso, Renault afirma que tanto sobre asfalto seco como mojado y a velocidades de 100 y 130 km/h., se reduce el espacio para detener por completo el vehículo entre un 3 y 5 % respecto al Scenic anterior.

En el interior, basta un solo toque para abatir el respaldo de los asientos traseros y conseguir un piso plano, un mecanismo heredado del nuevo Espace. La consola entre los asientos delanteros es deslizante y admite un gran volumen de 13 litros. Va iluminada, con cierre de cortina y lleva dos tomas USB y una jack. Detrás, equipa una toma de 12 voltios, dos tomas USB y otra jack.

El volumen del maletero en el caso del Scenic es de 506 litros, y en el caso del Grand Scenic admite en configuración cinco plazas 533 dm3. Además del espacio entre los asientos delanteros, hay numerosos huecos como el denominado cajón Easy Life que está climatizado. Se abre y se cierra automáticamente con llave cuando el vehículo se detiene. Otros compartimentos ingeniosos son las cuatro trampillas bajo el piso.

El sistema de conectividad incluye una pantalla vertical de 8,7 pulgadas, y a partir de enero se podrán conectar los móviles gracias a Apple CarPlay y Android Auto.

Sistema R-Link 2

El sistema de conectividad incluye una pantalla vertical de 8,7 pulgadas, y a partir de enero se podrán conectar los móviles gracias a Apple CarPlay y Android Auto.

Ambos modelos incorporan las últimas tecnologías más innovadoras en cuanto a sistemas de asistencia al conductor en la búsqueda de una mayor seguridad en carretera y ciudad. Es el caso del regulador de velocidad adaptativo, alerta de cambio de carril, frenada activa de emergencia con detección de peatón, aviso en caso de riesgo de colisión con un vehículo, alerta de mantenimiento de carril y también cuenta con un sistema de detección de fatiga.

No falta la ayuda al aparcamiento por manos libres y la conocida tecnología en la marca como Multi-Sense, que permite modificar hasta en cinco modos, según el estilo conducción: neutro, sport, confort, personalizado y eco. Como en los últimos modelos, se incluye el sistema R-Link 2 con una pantalla vertical de 8,7 pulgadas, disponible a partir de enero de las funcionalidades de Apple CarPlay y Android Auto.

Motores gasolina y diésel

La gama de motores comprende dos de gasolina y cuatro de gasóleo. Las cajas de cambio son de tipo manual de seis velocidades o automática de doble embrague de seis o siete relaciones. Los propulsores de gasolina son los Energy TCe de 115 y 130 caballos. En diésel la oferta es más amplia, con potencias entre 95 y el más potente de 160 CV con doble turbo y cambio de doble embrague de seis relaciones. Este último solo se equipa en la serie especial Edition One.

El Scenic con tecnología híbrida se asocia con el motor diésel dCi de 110 CV acoplado a un cambio manual de seis velocidades. Lleva un motor eléctrico alimentado por una batería de 48 voltios que en fases de desaceleración actúa como un generador de corriente que recupera la energía y permite así reducir el consumo y las emisiones de CO2 hasta en un 10 % comparado con el motor dCi 110 estándar. En la práctica, el consumo pasa de 3,9 a 3,5 litros a los 100 km y las emisiones de CO2 se reducen de 100 a 92 gramos.

Los nuevos Scenic se fabrican en la planta francesa de Douai, donde también se producen el Talisman y el Espace. De esta forma, se aprovecha la misma línea de montaje lo que permite compartir algunas innovaciones y además, gracias a la colaboración con Daimler, mejoran algunos procesos productivos.