Honda CR-V Hybrid Prototype, adiós al diésel

La marca anticipa la tecnología híbrida, disponible en Europa a partir del año que viene y ya no venderá la versión de gasóleo

Honda presentará el CR-V Hybrid Prototype en el Salón de Fráncfort. Se trata de la primera aplicación de tecnologías de electrificación, en combinación con un motor de gasolina para un modelo SUV destinado al mercado europeo. Además, anticipa la futura línea del CR-V, cuyas especificaciones finales se comunicarán a principios del próximo año.

El prototipo del CR-V Hybrid, que a la vista de la imagen ya parece un modelo definitivo, conserva las líneas de la versión anterior pero con un diseño evolucionado, más sofisticado y deportivo. Las dimensiones crecen tanto en longitud como en anchura y altura y se nota un aire renovado, como el frontal que adopta los últimos códigos de estilo de Honda, los contornos del capó y paneles traseros modificados, los mayores pasos de rueda o los pilares A de la carrocería más estrechos. El equipo de llantas y neumáticos va a ser de mayor tamaño para reflejar mayor empaque al nuevo CR-V.

Tecnología híbrida

Honda inaugura la tecnología híbrida que consta de un motor de propulsión eléctrico, uno de gasolina i-VTEC de cuatro cilindros litros y un generador eléctrico independiente. El sistema permite tres modos: EV Drive, Hybrid Drive y Engine Drive. En el primero, se obtiene la energía únicamente de las baterías, por lo que no se producen emisiones. Al seleccionar Hybrid Drive, el exceso de energía del motor de gasolina se aprovecha a través del generador para cargar la batería, y en Engine Drive, entra en funcionamiento el motor de gasolina y también se cuenta con el apoyo del eléctrico si se requiere toda la potencia.

En la mayoría de situaciones de circulación por ciudad, el vehículo alternará entre el Hybrid Drive y el EV Drive para conseguir el máximo ahorro de combustible. El Engine Drive se activa para ofrecer una aceleración enérgica y una conducción por autopista eficiente.

La gama del nuevo CR-V contará además con el motor de gasolina turbo de 1.5 litros, con caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión automática CVT en opción. Para el mercado europeo, el modelo no se ofrecerá con motorización diésel.

Fotos

Vídeos