diariovasco.com
Jueves, 31 julio 2014
claros
Hoy 17 / 23 || Mañana 16 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: >
Noticias

Desde 27.200 euros

Nuevo Honda CR-V

Ofrece un diseño más deportivo, mayor calidad de acabados y una sobresaliente eficiencia de sus motorizaciones

25.11.12 - 21:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
FICHA TÉCNICA
Propiedades2.0 VTEC2.2 DTEC
CombustibleGasolinaGasóleo
Cilindrada1.997 cm32.199 cm3
Potencia155 caballos150 caballos
Velocidad190 km/h190 km/h
0 a 100 km/h10,0 seg.9,7 seg.
Consumo7,2 l/100 km5,6 l/100 km
TracciónDelantera o 4x4Total 4x4
Longitud4,57 mts.4,57 mts.
Anchura1,82 mts.1,82 mts.
Altura1,68 mts.1,68 mts.
Capacidad maletero589 litros 589 litros
PrecioDesde 27.200 euros Desde 29.900 euros
El Honda CR-V se presentó por primera vez en el Salón del Automóvil de Tokio de 1995 y fue uno de los primeros vehículos denominados "todocamino". Se comenzó a comercializar en Europa en 1997 y la segunda generación del CR-V se lanzó a finales de 2001. Ofrecía un rendimiento y economía de combustible muy mejorados gracias a la introducción del motor de gasolina i-VTEC de 2,0 litros de Honda. La introducción del eficiente motor turbodiésel i-CTDi de Honda provocó la popularización de este modelo desde 2005. La tercera generación del CR-V llegó en 2007, como el primer CR-V que presentaba un portón trasero de apertura vertical, una función que resultó posible al retirar la rueda de repuesto de la puerta trasera. El restyling realizado en 2009, a mitad de su vida útil, introdujo el motor turbodiésel i-DTEC, al que se unía la posibilidad de combinarlo con un cambio automático.
Ahora, por primera vez, el nuevo CR-V estará disponible con la opción de tracción a las dos ruedas y a las cuatro ruedas (este último, accionado electrónicamente para conseguir que ofrezca una respuesta más rápida cuando se detecta una pérdida de tracción), mientras que las mejoras realizadas en la gama de motores han logrado reducir de manera considerable los consumos y emisiones de CO2.
Los precios del nuevo CR-V parten desde los 27.200 euros para la versión con motor gasolina de 155 caballos de potencia y tracción delantera, mientras que los turbodiésel de 150 caballos y tracción a las cuatro ruedas tienen un precio de salida de 29.900 euros.
La versión Elegance, previsiblemente la más solicitada de la gama CR-V, incorpora de serie las llantas de aleación de 17 pulgadas, climatizador dual automático, control de crucero, pantalla multinformación i-MID, sensores de aparcamiento, cámara de visión trasera, Bluetooth, alarma, sensores de accionamiento automático de luces y limpiaparabrisas.
La versión Lifestyle, incorpora de serie tapicera mixta en piel y tejido Alcántara, llantas de aleación de 18”, faros Xenon dobles y equipo audio Premium. La versión Executive añade el techo solar, la tapicería en piel, los asientos regulables eléctricamente con dos memorias y el cierre y apertura eléctrica del portón trasero.
Las versiones más altas de la gama CR-V, disponen avanzados sistemas de asistencia al conductor como el sistema de mantenimiento de carril, el control de velocidad de crucero adaptativo y el sistema de prevención y mitigación de impactos, que advierte de una colisión inminente e incluso aplica los frenos para minimizar el posible daño del choque.
El sistema de dirección electrónica adaptable al movimiento de última generación del nuevo CR-V permite combinar una fácil maniobrabilidad con una mayor reacción y respuesta a más velocidad. Este nuevo dispositivo también funciona con el sistema de control de estabilidad y tracción VSA (de serie), para detectar la inestabilidad en condiciones resbaladizas de la carretera y modificar automáticamente el esfuerzo requerido por la dirección para indicar al conductor la trayectoria que debe seguir.
En comparación con el CR-V de la generación anterior, el nuevo modelo adopta ahora un diseño más agresivo y la aerodinámica cuenta con unas líneas más definidas y un frontal más atrevido. Se mantienen las luces de freno traseras verticales características del CR-V, que se introdujeron en la primera generación, pero con un estilo más tridimensional, mientras que las luces delanteras de circulación diurna son de tipo LED. Las ruedas de gran tamaño refuerzan su presencia y capacidades dinámicas.
En el habitáculo, la atención se centra en la pantalla de información múltiple de 5 pulgadas, que controla los sistemas de audio, telefonía y sistema de navegación. Para reforzar la sensación de espacio interior, los cercos de las puertas se han elaborado en forma cóncava. Esto ha permitido también que los ocupantes de los asientos delanteros se acerquen a los laterales del vehículo, facilitando la entrada y salida de éste. Como consecuencia, ha quedado más espacio libre entre los asientos para una consola central que aloja dos portavasos, un compartimento de almacenamiento y el reposabrazos.
Los asientos delanteros también incorporan un sistema de protección contra impactos. Las ranuras del respaldo del asiento, los pliegues en el muelle amortiguador y el mecanismo giratorio en éste se combinan para absorber la energía de los ocupantes en caso de accidente, reduciendo el riesgo de lesiones en caso de choque lateral.
El punto de la cadera en los asientos traseros se ha bajado 38 mm respecto al modelo precedente, dando lugar a una posición más cómoda en el asiento y más espacio libre. Asimismo, un cambio en el diseño de los asientos traseros ha permitido introducir asientos traseros partidos en proporción 60/40, que pueden plegarse totalmente en un solo movimiento con sólo tirar de una palanca.
La aerodinámica es otro aspecto clave en el que forma y función van de la mano. La adopción de un subsuelo plano ha suavizado el flujo de aire bajo el vehículo, mientras que un techo más largo combinado con un paragolpes delantero optimizado desde el punto de vista aerodinámico y un alerón trasero ayudan a controlar el flujo de aire por encima de la carrocería. El resultado es una reducción del coeficiente de resistencia de un 6,5 % respecto al CR-V actual en beneficio del consumo de combustible.
Bajo el capó del CR-V, se encuentran un motor de gasolina i-VTEC de 2.0 litros o un motor diésel i-DTEC de 2.2 litros, ambos de cuatro cilindros, en los que se ha logrado reducir notablemente el consumo medio de combustible sin afectar a las prestaciones. La potencia y el par del motor turbodiésel se mantienen en 150 CV y 350 newton-metro, respectivamente, pero los consumos bajan cerca de un 10% respecto al modelo anterior, hasta una cifra de 7,2 litros. La potencia del motor de gasolina i-VTEC de 2.0 litros ha aumentado de 150 CV a 155 CV, mientras que el par alcanza los 192 newton-metro. A pesar de este aumento de rendimiento, los consumos medios descienden cerca de un 7 %, con un gasto de 5,6 litros.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Buscador de coches
Buscador de coches
Test Drive

Elige el coche que quieres probar

Buscador de coches
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.