Honda Civic 1.6 i-DTEC

El nuevo turbodiésel destaca por sus reducidos consumos, respuesta a cualquier régimen de giro y silencio de marcha

MANU CORTÉS
Honda Civic 1.6 i-DTEC

Como su hermano mayor, el turbodiésel i-DTEC de 2,2 litros de cilindrada, el nuevo propulsor Honda 1.6 litros turbodiésel i-DTEC se ha hecho esperar. La marca nipona consigue espectaculares logros tecnológicos con estas motorizaciones pero, por su complejidad técnica, el desarrollo de los mismos es mucho más lento que el de sus competidores. Y, lo que es más importante, puede convertirse, a tenor de sus datos de consumos, fiabilidad, silencio de marcha y prestaciones, en el mejor motor turbodiésel de la categoría.

El nuevo diésel 1.6 litros i-DTEC, que estará disponible en los concesionarios para el modelo Civic a partir del día 3 de febrero, combina una potencia de 120 caballos y un par-motor líder en su clase (300 newton-metro a 2.000 vueltas) con unas emisiones de CO2 de solo 94 g/km. También se comercializará el nuevo modelo CR-V que se presentará oficialmente después del verano.

Este motor de Honda, fabricado con culata y bloque motor de aluminio, es el propulsor diésel más ligero de su categoría con una media estimada de casi 30 kilos menos de peso que el de los competidores más destacados. El objetivo de Honda ha sido el de reducir la fricción mecánica al nivel equivalente al de un motor de gasolina. Esto no solo reduce las emisiones y disminuye el consumo de combustible; también mejora la respuesta y el coche es más divertido de conducir.

Además, el nuevo turbocompresor utilizado para la alimentación permite una mayor precisión en las secuencias de inyección de combustible, minimizando el retraso de entrada en acción del turbo y ofreciendo una combinación óptima de empuje a bajo y medio régimen y rendimiento a alta velocidad.

En cuanto al sistema de inyección, utiliza la última generación de Bosch y es capaz de trabajar a presiones muy altas, de casi 1.800 bares. Las elevadas presiones del combustible hacen que este se pueda inyectar a mayor velocidad y más comprimido, lo que se traduce en una mejora de la mezcla gasóleo-aire, por lo que la combustión es más limpia y eficiente y a la vez se consiguen emisiones de CO2 más bajas y un menor consumo de combustible, con una media mínima de apenas 3,6 litros.

La caja de cambios y transmisión del nuevo Civic es de nuevo diseño, más ligera y compacta. El cambio manual de seis velocidades contribuye a que el elevado par máximo de 300 newton-metro, se traduzca en una respuesta casi instantánea a cualquier solicitud del acelerador y una muy agradable sensación de suavidad y precisión al cambiar de marcha.Más aerodinámico y silencioso

En cuanto a las modificaciones de diseño de carrocería para mejorar la aerodinámica, los nuevos Civic disponen ahora de nuevas aletas delanteras y traseras cuyo tamaño y ángulo se han aumentado para reducir la resistencia al viento y mejorar el rendimiento, haciendo posible también una disminución del consumo. La eficiencia aerodinámica también resulta decisiva para lograr una excepcional estabilidad a alta velocidad. Para ello, el Civic utiliza una cubierta inferior de la carrocería, que va de parachoques a parachoques, con bordes redondeados para gestionar el flujo de aire bajo el coche y añadir mayor estabilidad lineal al conjunto, especialmente al adelantar a vehículos de gran longitud.

La carrocería dispone de nuevos spoilers traseros y un sistema de calandra delantera con obturador, que ayudan a mejorar la aerodinámica del coche. Un controlador electrónico supervisa la temperatura del agua, la velocidad de las ruedas y la temperatura del aire exterior y abre o cierra el mecanismo de la parrilla delantera para optimizar la refrigeración y reducir la resistencia al aire. Generalmente, el obturador está cerrado para garantizar la máxima eficiencia energética. Este se abre a alta velocidad para garantizar el mejor equilibrio aerodinámico posible, logrando reducir la elevación frontal de la carrocería y que las ruedas apoyen debidamente sobre el asfalto.

En combinación con el sistema de control electrónico de estabilidad ESP, la nueva dirección del Civic aporta su granito de arena para obtener una mayor deportividad del conjunto, al permitir una mayor sensibilidad y rapidez de giro, reduciendo el ángulo del volante necesario para cambiar de trayectoria.

En el interior, el nuevo Civic 1.6 i-DTEC se ha sometido a diversas modificaciones, para reducir el ruido en el habitáculo, sobre todo al arrancar el motor, conducir a baja velocidad o iniciar la marcha. Destaca el sistema de supresión activa del ruido diseñado para reducir considerablemente los ruidos de baja frecuencia en el interior del coche. Este dispositivo funciona siempre que el coche se encuentra en movimiento, sin tener en cuenta si el sistema de sonido está o no conectado, reduciendo el nivel de ruido en el habitáculo en 10 decibelios (hasta los 72) respecto a la media de vehículos con motores y características similares.

El diseño del habitáculo se ha inspirado en la disposición de los paneles de control de los coches de carreras, muy centrado alrededor del conductor y con todos los dispositivos al alcance de la mano. El Civic presenta el interior más espacioso del segmento medio del mercado y la máxima capacidad del maletero en su clase, con 401 litros, que se puede incrementar otros 76 litros si se utiliza el compartimento inferior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos