Hay un Ford Fiesta para todo tipo de conductores

Dinamismo y carácter sobresalen en el nuevo BMW X3. / POPI

Varias líneas de acabados y una opción Crossover, para 2018, destacan en un modelo con carrocerías de 3 y 5 puertas

J. IGNACIO VIEDMA VALLADOLID.

El compacto alemán ofrece diferentes líneas de acabado entre las que destaca una opción crossover, el Fiesta Active, que llegará al mercado el año que viene.

Los primeros en comercializarse son los que cuentan con un aire deportivo, la línea ST-Line, y los dos más sofisticados, las variantes Titanium y Vignale. Más adelante, también se incorporará a la gama a principios de 2018 el Fiesta ST, una opción de enfoque muy deportivo gracias a su motor de 200 CV. La nueva generación del Ford Fiesta ofrece más tecnología, un interior más ergonómico y mayores opciones de personalización, algo muy importante en un modelo de este tipo con un cliente potencial más joven.

La nueva generación, que seguirá estando disponible con carrocerías de tres y cinco puertas, ofrece tecnologías avanzadas de ayuda al conductor que se basan en dos cámaras, tres radares y 12 sensores de ultrasonidos, que combinados pueden monitorizar 360 grados alrededor del vehículo y escanear la carretera por delante a una distancia de 130 metros.

De esta manera, puede estar equipado con un sistema de detección de peatones mejorado que puede prevenir colisiones de noche, o el sistema active park assist que ayuda a aparcar en modo manos libres. La gama de tecnologías de ayuda a la conducción también incluyen reconocimiento de señales de tráfico, luces largas automáticas, alerta de tráfico cruzado trasero, control de crucero adaptativo, limitador de velocidad ajustable, control de ángulo muerto, indicador de distancia, alertas de mantenimiento de carril o aviso de colisión frontal.

Para proporcionar un interior más confortable, se ha mejorado el aislamiento y reducido la sonoridad en un 7%. El cuadro de mandos también se ha simplificado, reduciendo casi un 50 % el número de botones de la consola central. En su lugar se utiliza una nueva pantalla multifunción de 4,2 pulgadas desde la que se controlan las diferentes funciones que en la anterior generación se gestionaban mediante los botones ahora eliminados.

En cuanto al sistema de comunicaciones y entretenimiento, se opta por el SYNC 3 de Ford que incluye una pantalla táctil de hasta ocho pulgadas dependiendo de la versión. No faltan en esta tecnología el control por voz y el accionamiento manos libres que proporciona una mayor seguridad en su utilización. Entre las opciones, se ofrece un techo de cristal panorámico, el volante calefactado y diferentes opciones de personalización.

Sobre la gama de motores hay dos motores de gasolina con potencias de 70 y 85 CV, además de los Eco-Boost de 3 cilindros con Turbo disponibles inicialmente con potencias de 100 y 125 CV. Y en cuanto a los diésel, sobre la base del 1.5 TDCi de 4 cilindros se ofrecen dos versiones con 85 y 120 CV.

Se incorpora por primera vez en la gama el acabado Vignale más exclusivo, una lujosa terminación que ya se ofrece en sus hermanos más altos de gama. Esta variante ofrece terminaciones únicas, llantas de diseño exclusivo y colores personalizados, o asientos de cuero.

Fotos

Vídeos