El coche fantástico de Seat

El coche fantástico de Seat
Nuevo Seat Ibiza TGI

Incorpora el motor híbrido de Gas Natural Comprimido y gasolina, que resulta más económico y ecológico

ANDRÉS VIEDMA

El nuevo Seat Ibiza 1.0 TGI, que ya está a la venta, ofrece 90 CV de potencia y un consumo medio homologado de 3,3 kg/100 kms. en modo GNC o, lo que es lo mismo, necesita de una inversión de tan solo 3,22 euros para recorrer 100 kms. (precio GNC medio: 0,975 €/kg). Mientras que su homólogo en gasolina, el Ibiza 1.0 TSI de 95 CV, necesita una inversión de 5,87 euros por cada 100 kms., con su bajo consumo medio homologado de 4,7 l/100 kms. (precio medio gasolina 95 actual: 1,25 €/litro). Es decir, que la variante TGI resulta un 45,14% más económica que el Ibiza TSI. Además, es un 31% más económico que el Ibiza Diésel 1.6 TDI de 95 CV, que con su consumo medio homologado de 3,8 l/100 kms., necesita 4,64 euros de inversión para recorrer 100 kms. (coste medio Diesel: 1,22 €/litro). La autonomía total que alcanza el nuevo Ibiza TGI es de 1.194 kms. haciendo uso de los dos depósitos: GNC -13 kg- y gasolina-40 litros-. Y cuenta con la etiqueta ECO de la DGT, beneficiándose así de las muchas ventajas tanto de circulación, como económicas. Utiliza el motor 1.0 TGI de tres cilindros y 12 válvulas, asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades. En cuanto a las prestaciones, alcanza una velocidad máxima de 180 kms./h, emplea 12,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h., el consumo medio es de 5 litros a los 100 kms. en modo gasolina y 4,9 m3/100 kms. -3,3 kg/100 km- y tan solo 88 g/km de CO2 en modo GNC, como valores de homologación.

Dos depósitos

Dispone de dos depósitos, uno de Gas Natural Comprimido de 13 kgs. y otro de gasolina de 40 litros -idéntico al resto de versiones del Ibiza de gasolina-. El coche incorpora los componentes necesarios para el funcionamiento con gas natural. Es decir, además de los dos depósitos de GNC, la boca de llenado -situada junto a la boca de entrada de la gasolina-, varios sensores de temperatura y presión del gas en los diferentes componentes, un regulador de la presión y sistema de distribución del gas, entre otros. Además de otros elementos técnicos, también dispone de indicadores de nivel de ambos depósitos, específicos para cada tipo de combustible, ubicados en el cuadro de relojes y muy fáciles de interpretar.

SEAT IBIZA TGI

Motor
Híbrido de gasolina y Gas Natural Comprimido con 90 CV. Dos depósitos uno de gasolina (40 litros) y otro de gas (13 Kg). Autonomía: 1.194 Km
Tracción:
Delantera.
Medidas:
4,05 m de longitud, 1,78 m ancho y 1,44 m de alto.
Precio:
Ya la venta desde 10.650 euros en febrero y marzo con promociones incluidas.

Utiliza siempre el gas natural como combustible principal, salvo si la temperatura del líquido refrigerante es inferior a 10°C, momento en el que el motor arranca con gasolina y comienza un proceso de calentamiento de las válvulas de inyección de gas, antes del accionamiento automático del circuito de GNC. Obviando dicha salvedad, el Ibiza TGI sólo recurre a la gasolina como fuente de combustible alternativa cuando se agota el depósito de GNC. Este cambio se produce de manera automática y sin que el conductor perciba diferencia alguna en las prestaciones o conducción dinámica del vehículo. En el cuadro de relojes aparece un testigo que informa al conductor que se está circulando con gas natural

Cuando el depósito de gas se vacía, el motor pasa a funcionar con gasolina automáticamente sin que percibamos diferencia alguna en las prestaciones o conducción. El motor TGI siempre utiliza el gas natural como combustible principal, salvo si la temperatura del líquido refrigerante es inferior a 10°C. Hasta que supera estos grados, tira de la gasolina; y, obviamente, cuando se agota el depósito de GNC, entonces se podrá circular en modo gasolina como si de un vehículo convencional se tratase. La versión TGI no cambia prácticamente ningún detalle específico, salvo la insignia TGI.

Se ofrece en los cuatro acabados: Reference, Style, Xcellence y FR. Sale a la venta con el acabado Reference Plus por 17.410 euros, aunque Seat, y solo durante los meses de febrero y marzo, reduce su precio en 2.000 euros (casi lo que te ofrecen por el plan Movalt), además de las promociones. Estas incluyen cinco años de mantenimiento, garantía y asistencia en carretera; seguro a todo riesgo durante el primer año, y una tarjeta de gas de 200 euros, que permitirá circular gratis durante los primeros 6.000 kilómetros.

Por lo tanto, se puede comprar un Seat Ibiza TGI por 10.650 euros. Asimismo, este modelo también está disponible con el acabado FR Eco Plus con un diseño muy atractivo y toda la conectividad y seguridad por 14.900 euros. Una imagen y un precio que lo convierten en un coche muy deseado de consumo mínimo. Todos los modelos TGI de Seat incluyen la etiqueta ‘ECO’ de la Dirección General de Tráfico, con el que los usuarios se benefician de importantes ventajas, como la exención del pago del impuesto de matriculación en toda España y el acceso al interior de la M-30 en los episodios de restricciones al tráfico por contaminación, así como el ahorro del 50% al aparcar en las zonas de estacionamiento regulado (SER).

El resto de elementos son idénticos a los de cualquier otro Ibiza, medidas incluidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos