Un SUV de carreras

El Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio es un SUV deportivo que no tiene nada que envidiar a ninguno de su clase./
El Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio es un SUV deportivo que no tiene nada que envidiar a ninguno de su clase.
Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio

Con un motor Ferrari de 510 CV de potencia que acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanza los 283 km/h

ANDRÉS VIEDMA

Hace unos días hemos tenido oportunidad de conducir en el circuito de Ascari, muy próximo a Málaga y la bella ciudad de Ronda, el nuevo Alfa Romeo Stelvio en su versión más deportiva y extrema, la versión Quadrifoglio, un verdadero coche de competición escondido bajo una carrocería de SUV.

El Stelvio es un todocamino muy especial, deportivo, con unas líneas muy llamativas y una gran personalidad. Por si fuera poco, esta versión Quadrifoglio incluye llantas en color negro, retoques en la carrocería, línea exterior muy baja y gran anchura de vías. Y falta lo mejor, su motor, aunque el mero hecho de entrar en el coche ya supone una auténtica satisfacción. La posición de conducción es bastante baja y ofrece una buena visibilidad y un excelente volante con levas para cambiar las marchas.

Motor Ferrari

Pero volviendo al propulsor, monta un potente propulsor de Ferrari, un V6 turbo de 510 caballos que es espectacular. Empuja con mucha fuerza en todo su régimen de giro, pero ofrece el máximo par desde las 2.500 vueltas y sigue imparable hasta el régimen de corte en torno a las 7.000 revoluciones.

Obviamente monta unas suspensiones específicamente desarrolladas para este modelo, potentes frenos Brembo y detalles exclusivos en el interior. En definitiva, se trata de un vehículo cuyos registros son como los de un Porsche o un Ferrari. Su velocidad máxima es de 283 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos. Es claro que es un coche de imagen del que se van a vender pocas unidades de esta versión, ya que tiene un precio de 104.000 euros, aunque Alfa ha logrado hacer un coche más rápido que un Porsche Macan o un Mercedes GLC AMG y ser el más rápido de su segmento en el trazado de Nurburgring.

Lo más destacado de este coche es su dirección, rápida y precisa. Es, como sus levas, una dirección perfecta para transmitir al conductor todas las sensaciones de lo que ocurre en la carretera y para enviar la sensación de control absoluto de la situación.

Con el DNA, emplea el mismo selector de sus hermanos con las tres posiciones de Dynamic, la más deportiva, Normal, y una tercera cuando llega el mal tiempo, la lluvia o la nieve. A estos se le añade la posición RACE con lo que podremos circular a nuestro antojo por una carretera con curvas o una buena autopista, ya que el control de la situación es total.

La RACE es la que hemos utilizado para rodar en circuito, con menos ayudas a la conducción, que permite disfrutar mucho más, aunque cuenta con una ayuda importante: el sistema de reparto de par independiente para cada rueda. Este sistema se encarga de frenar unas ruedas a la entrada de la curva, dar más o menos par en cada momento a cada una de las cuatro ruedas para que el coche salga con fuerza de la curva o se quede más parado en ella.

Lo cierto es que tras los kilómetros rodados en carretera abierta y en el circuito de Ascari -contando con la ayuda y consejos del simpático Marc Gené-, la sensación de disfrute es total y la calificación es excelente aunque se trate de un coche muy especial del que no se venderán muchas unidades.

Alfa Stelvio Q

Motor:
Gasolina de 2.981 cc 6 cilindros V y 510 CV de potencia. Tracción total
Medidas:
Largo/ancho/alto: 4,7/1,9/1,6 metros
Peso:
1.905 kg
Vel. máxima:
283 Km/h.
Aceleración:
3,8 segundos de 0 a 100 km/h.
Precio:
104.000 euros

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos