Diario Vasco

Capacidad, seguridad y calidad general

El nuevo Mégane Sport Tourer es siete centímetros más largo y está disponible con ocho motores.
El nuevo Mégane Sport Tourer es siete centímetros más largo y está disponible con ocho motores. / CHARLY
  • Renault Mégane Sport Tourer. Más grande en todo y con tecnología a raudales, arriba la cuarta generación desde 13.750 euros

La marca francesa Renault acaba de presentar el modelo que completa la gama Mégane. Se trata de la cuarta generación del modelo que se fabrica en la Factoría de Palencia, de donde ya han salido más de 4 millones de unidades de esta gama en el mercado español. El nuevo Mégane Sport Tourer es un vehículo concebido desde el inicio como un coche diferente y con personalidad propia, sin limitarse a ser una extensión de la berlina. El Mégane Sport Tourer es elegante, dinámico y funcional e incluso con cierto atractivo. Además de fabricarse en España, la mayor parte de sus motores y cajas de velocidades también se realizan en Valladolid y Sevilla, respectivamente. Se ofrece con ocho motores, cinco diesel y tres de gasolina.

El Mégane Sport Tourer es un break (familiar) que incluye todas las prestaciones, tecnologías y motorizaciones de la berlina, a las que añade elementos específicos, tales como un gran maletero de 580 litros (521 dm3 VDA) fácilmente configurable, además de contar con una longitud de carga de 2,70 m., líder en el segmento, gracias a la modularidad de sus asientos.

El modelo propone un pack design GT-Line con el que luce un aspecto exterior e interior más deportivo, así como una versión específica GT, presentada en el Salón de Ginebra 2016, que incorpora además de la ya conocida motorización TCe 205 CV gasolina, la motorización dCi 165 CV. Ambas mecánicas están dotadas del eficaz sistema 4Control de cuatro ruedas directrices, que aporta estabilidad y seguridad en carretera así como agilidad y maniobrabilidad en ciudad.

Interior ergonómico

Por dentro propone un ambiente de cockpit alrededor del conductor, con una mejor ergonomía del puesto de conducción con respecto a su antecesor. Todas las prestaciones tecnológicas (Head-up Display en color, cuadro de instrumentos con pantalla TFT 7 pulgadas en color reconfigurable, tablet multimedia vertical de 8,7 pulgadas R-LINK 2) están posicionadas de forma ergonómica para facilitar el uso diario.

Destaca por sus acabados, detalles cromados y materiales de calidad. Cuesta 750 euros más que la berlina y parte de 13.750 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate