Fenati deja sin triunfo a los españoles

Salom terminó segundo y Maverick Viñales cuarto

IBAI FERRÁNJEREZ DE LA FRONTERA
La salida de Moto3 en Jerez./Marcelo del Pozo (Reuters)/
La salida de Moto3 en Jerez./Marcelo del Pozo (Reuters)

Hay un nuevo fenómeno en el Mundial de motos. Tiene 16 años y es italiano. El nombre que ha devuelto la ilusión a los 'tifosi', desesperados con la crisis de Rossi y sin otros pilotos con los que soñar tras la trágica muerte de Simoncelli, es Romano Fenati. Asombró en Catar, con 'pole' y segundo puesto en su carrera de debut, y se consagró en Jerez, ganando de forma aplastante una carrera dificilísima. El asfalto de Jerez, mayoritariamente seco, estaba plagado de trampas en forma de charcos, y se cobró nada menos que diecisiete caídas. Pero, mientras los demás hacían equilibrios para tratar de mantenerse en pista -no lo logró Maverick Viñales, que se salió a la grava en la segunda vuelta y tuvo que remontar desde el último puesto para terminar sexto-, Fenati parecía transitar sobre raíles, encadenando una vuelta rápida tras otra hasta cruzar bajo la bandera de cuadros con un margen de. `36 segundos!

«Estoy muy feliz con mi primer triunfo en el Mundial -celebró Fenati-. Ha sido una gran carrera y ahora lidero el campeonato (con 10 puntos más que Viñales) pero iré a Estoril con gran humildad». Así es Romano, vigente campeón de Europa de 125cc, que lleva un casco blanco, sin dibujos ni colorines, porque no le gusta llamar la atención. Apunten su nombre, porque va a dar mucha guerra este año en Moto3, y también en el futuro. La segunda plaza fue para un peleón y valiente Luis Salom, que se impuso en la pelea por el cajón a Cortese y Rins.

El pundonor de Álex Rins

La carrera del joven barcelonés Álex Rins merece un gran aplauso, aunque al final se quedara fuera del podio. Como Fenati, tiene 16 años y es debutante en el Mundial. El sábado logró su primera 'pole', y en carrera era el único que seguía la estela del italiano hasta que un resbalón echó al traste sus opciones de triunfo en la decimocuarta vuelta. Se levantó como si nada, se subió de nuevo a la moto y se metió de lleno en la pelea por el podio, supliendo con arrojo en las curvas la superioridad de las KTM de Salom y Cortese en las rectas, tomando riesgos que casi le llevan al suelo por segunda vez. «Ha sido una carrera loca. Lástima de la caída pero me voy contento con el cuarto puesto, que es mi mejor resultado en el Mundial, y la 'pole' del sábado. Nunca olvidaré este fin de semana", decía el tímido Álex. Apunten su nombre al lado del de Fenati, por si acaso.

Directo directos/directo-completo-2 Si

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos