Tajani: «No se puede olvidar la solidaridad de hace 20 o 30 años»

Antonio Tajani.
Antonio Tajani. / José Ramón Ladra

«Es mejor el Trump presidente que el Trump candidato», asegura el presidente del Parlamento Europeo

NACHO ALARCÓN

Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, ha pedido en una entrevista con Aquí Europa que Polonia no olvide "la solidaridad de hace 20 o 30 años", cuando ayudaron a los países del este en su salida del bloque comunista, y ha pedido que colaboren en la gestión de la crisis migratoria. Además, el italiano ha explicado a raíz de la polémica de la semana pasada, que "el trabajo del eurodiputado no es estar sentado en el Pleno" y que "no es verdad que no hacen nada".

- En un comunicado conjunto los líderes del Parlamento Europeo se negaban a extender las negociaciones del 'Brexit' más allá de las elecciones europeas de 2019, ¿qué piensa usted?

No se puede retrasar. Los británicos piden la separación y ahora es importante hacerla, no es Europa la que pide hacerlo, son ellos, y no se puede retrasar esta separación. Hay un tiempo muy claro: antes de 2019, nosotros vamos a votar. Está claro que si no hay respeto de los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido vamos a votar en contra. Es lo principal, defender los derechos de los ciudadanos que hoy están allí, y vamos a defender el respeto a los derechos de los británicos que están en la UE, pero los derechos es una prioridad.

- ¿Y si llegamos a 2019 y se ha avanzado en el acuerdo pero se ve que es necesario prolongar las conversaciones, qué soluciones puede haber respecto a las elecciones europeas?

Yo creo que se podría intentar una solución escogiendo antes de que termine este año un marco general sobre las cosas más importantes, es decir los derechos de los ciudadanos, las fronteras y la liquidación financiera, y después empezar con qué vamos a hacer después del 'Brexit'. Por eso yo creo que el Parlamento Europeo podría votar en febrero o marzo de 2019, antes de las elecciones, y concluir así esta separación. Nosotros no estamos en contra del Reino Unido, que no deja Europa, deja solo la Unión. Vamos a seguir trabajando juntos en defensa porque la mayoría de países son miembros de la OTAN; en contra del terrorismo; en contra de la inmigración ilegal. Pero ellos piden la separación y vamos a hacerla.

- Uno de los elementos clave de los últimos meses ha sido la victoria de Donald Trump, y hemos visto los primeros encuentros con el nuevo presidente norteamericano. ¿Cómo cree que va a afectar a nuestras relaciones con Estados Unidos? ¿Y con América Latina?

Es mejor el Trump presidente que el Trump candidato. Hay diferencias, pero me parece bien que la conclusión del G20 fue un documento único. Hay diferencias, pero está bien buscar soluciones con Estados Unidos, que tiene posiciones diferentes sobre el cambio climático o política medioambiental, pero son unos interlocutores importantes y son amigos. Vamos a ver qué podemos hacer a nivel de comercio internacional con ellos y es importante para nosotros no dejar Latinoamérica a los china, que están intentando quedarse con África y con América Latina. Con los latinoamericanos compartimos lenguas, cultura y religión, por lo que creo que se puede hacer mucho más. Por eso he invitado a Mauricio Macri, presidente de Argentina, a que hable este año frente al Pleno del Parlamento Europeo. Además, voy a la cumbre de Eurolat al Salvador, y eso es un mensaje, que vamos a Latinoamérica, somos hermanos. He hablado con muchos jefes de Estado y muchos amigos latinoamericanos, y para nosotros América Latina es una prioridad, al igual que África. Es importante no dejarlo en manos de los chinos, porque no podemos cometer el mismo error que hemos cometido durante muchos años con la mirada puesta solo hasta China, o hasta Rusia, dejando abandonada África, y ahí tenemos la inmigración. No podemos cometer más esos errores.

- ¿Cómo ve el futuro de Europa? ¿De las cinco vías que presentó Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, cuál cree usted que es el correcto?

A nosotros nos gusta el más ambicioso. Es importante una Europa política. No me interesa la burocracia, ni Bruselas… Es importante reducir la distancia que hay entre las instituciones y los ciudadanos europeos, y eso se puede hacer bien si respondemos a las preguntas de los ciudadanos: el paro juvenil; el crecimiento; políticas a favor de industrias, PYME y autónomos; agricultura… Asuntos de la economía real. Y también la inmigración, tenemos un problema enorme, y vamos a tener un problema increíble en los próximos años, millones de personas pueden dejar África para intentar llegar a Europa. Además hay otros temas, como el cambio climático, el terrorismo, guerras civiles o la inestabilidad política. Si Europa no estudia una estrategia para África, vamos a ver en los próximos años a millones de personas, por eso es importante trabajar hoy acuerdos con los países del norte de África, como España ha hecho con Marruecos. Italia trabajó bien con Libia. Ahora con los turcos también se ha hecho un buen trabajo y los Balcanes son ahora más seguros. Y es importante ahora conseguir acuerdos con otros países. Es importante mucho dinero en África más que para los migrantes que están aquí. Hay que estudiar una estrategia en contra de la inmigración ilegal para ayudar a África y a los africanos. Y también hay que trabajar en la diplomacia económica, para que las empresas inviertan dinero en estos países para desarrollar empresas grandes, pequeñas y medianas y formar jóvenes líderes africanos. Para una nueva y más moderna África. Se puede hacer mucho, pero es importante una estrategia, y solo lo puede hacer Europa, no lo pueden hacer los Estados miembros.

- La presión migratoria en Italia es ahora mismo la más destacada, y hemos visto como algunos Estados miembros, como Polonia o Hungría, no han mostrado Solidaridad con otro Estado miembro que está soportando una alta presión, ¿es compatible esa falta de solidaridad con los valores europeos?

No, no es compatible. Nosotros hemos hecho muchísimo por ayudar a los países que ayudaban al régimen comunista para ser miembros de la Unión Europea. Los italianos y muchos otros hemos trabajado para ayudar a estos países, y también con mucho dinero, acciones políticas, y ahora ellos no pueden olvidar la solidaridad de hace veinte o treinta años. Ahora somos nosotros los que pedimos solidaridad a estos países. La inmigración es un problema para todos, pero no se puede hablar de solidaridad solamente cuando el resto te ayuda, y cuando tienes que ayudar tú, te olvidas de la solidaridad. Eso no se puede hacer.

- Vimos la semana pasada que hubo este incidente con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, que se quejaba de la poca presencia de eurodiputados. Ustedes han explicado que es un problema más de agenda y de acumulación de trabajo que de falta de interés. ¿Cómo se puede resolver?

Es importante contar bien las cosas. Hace una semana cuando el presidente de la Comisión dijo que este Parlamento era "ridículo", luego se disculpó con una carta, había un debate para hablar sobre los resultados de la presidencia maltesa, no se hablaba de inmigración, no se hablaba de terrorismo, sino de los resultados de la presidencia maltesa, sin votos ni resoluciones. En el Pleno solo estaban los eurodiputados que iban a hablar en el debate. El mismo día había 77 reuniones en el Parlamento Europea: algunos eurodiputados hablando del 'Brexit' y otros en comisiones. El trabajo del eurodiputado no es estar en el Pleno, es importante estar cuando votamos, cuando hay debates súper importantes a nivel legislativos. El debate del martes no era legislativo, era para escuchar al primer ministro maltés. Por eso no era un debate más importante que el resto. No se puede decir que el Parlamento Europeo es ridículo, y después también había eurodiputados, del Partido Popular, que no querían estar presentes por la implicación del primer ministro de Malta en los Papeles de Panamá. Mi trabajo es defender a los diputados, porque no es verdad que no hacen nada. ¿Cree que un abogado está siempre en el tribunal? No, está siempre en el despacho, y dos o tres horas en el tribunal. Un soldado no está siempre en el cuartel, está fuera, y un policía tampoco está en la comisaría, está en la calle. El diputado trabaja una semana cada mes en el Pleno, las reuniones empiezan a las 9 de la mañana y concluyen a la 1 de la mañana, no podemos pedir a los eurodiputados estar sentados también para debates que no son importantes para ellos de las 9 de la mañana a la 1 de la madrugada. Es imposible.

La reunión del martes por la mañana no era legislativa, yo como presidente estaba porque respeto al presidente de la Comisión y al primer ministro maltés, pero tampoco había comisarios, solo Juncker. Pero hay que explicar a los ciudadanos que no es verdad que los eurodiputados no hacen nada, lo cierto es que trabajan mucho y el trabajo del diputado no es estar sentado todo el día en el Pleno. ¿El trabajo del periodista es estar en su despacho, o intentar buscar noticias? Yo fui periodista, todo el día intentando buscar noticias, y ya al final una hora en mi despacho para preparar el artículo.

- Hay un asunto que llevaba tiempo sin salir, y que ahora ha vuelto a la palestra, que es el tema de la sede única del Parlamento Europeo. ¿Cuál es su opinión?

Es una decisión de los Estados miembros y no se puede hacer sin unanimidad. Por eso si Francia no está a favor no se puede cambiar. La Justicia europea ya ha dicho que las reglas son las reglas, vamos a respetar el Tratado. Muchos eurodiputados prefieren trabajar solo en Bruselas, pero no se puede hacer porque si no hay un acuerdo entre los Estados miembros no se puede cambiar nada.

- Vimos que este año se rompió el acuerdo de la ‘gran coalición’ para turnarse la presidencia del Parlamento Europeo, ¿cómo cree que va a afectar eso al trabajo conjunto?

El acuerdo era muy claro. Dos años y medio presidente socialista, y dos años y medio de presidencia para el PPE. Firmaron un acuerdo los socialistas, los liberales y el PPE y no se puede no respetar un acuerdo. Por eso el PPE explicó que no podía votar a un candidato socialdemócrata. Yo fui elegido como candidato de los populares y al final yo fui ganador y soy presidente, una elección democrática. Gana quien tiene más votos. Y mi trabajo es intentar trabajar bien. Hemos votado el acuerdo del CETA, la defensa comercial y hemos hecho mucho trabajo para defender los derechos de los países que tienen muchos refugiados. Hemos trabajado muy bien. Yo creo que vamos a hacer las cosas bien antes de las elecciones de 2019.

- Y de cara a ese año, ¿a quiénes ve como candidatos para ponerse al frente de la Comisión Europea o del Consejo?

Es muy pronto, vamos a ver quién gana las elecciones de 2019. El PPE va a elegir en un congreso su candidato o candidata a la presidencia de la Comisión, y veremos, es muy pronto ahora. Hay muchísimos hombres y mujeres que podrían ser muy buenos presidentes de la Comisión Europea.

Fotos

Vídeos