El atacante de Hamburgo, un islamista vigilado por la Policía y pendiente de expulsión

Un policía en el supermercado atacado en Hamburgo. / Reuters

La Policía alemana registra el albergue de refugiados donde residía el autor del atentado en un supermercado que dejó un muerto y seis heridos

EFEBerlín

La Policía alemana ha practicado un registro en el albergue de refugiados donde vivía el emiratí de 26 años que el pasado viernes atacó un supermercado de Hamburgo, donde mató a un hombre e hirió a otras seis personas hasta que fue reducido por un grupo de ciudadanos.

Andy Grote, jefe local de Interior para el distrito de Hamburgo, informó este sábado del operativo realizado de madrugada por un comando especial de las fuerzas de seguridad en el lugar donde estaba acogido el agresor, nacido en los Emiratos Árabes Unidos y descrito como "un conocido islamista con problemas psicológicos".

Según informaciones del semanario Der Spiegel y del diario Bild, que le identifican como Ahmed al H, vivía de forma estable en Hamburgo desde 2015, tras pasar por distintos países europeos, y se había registrado como refugiado de forma paralela en varios lugares.

«En vías de radicalización»

Su petición de asilo había sido rechazada, pero no se había procedido a su expulsión por causas aún no aclaradas. De acuerdo con estos medios, la Policía le tenía bajo observación por presunta radicalización y contactos con la minoría salafista. Supuestamente tenía problemas psicológicos y un comportamiento inestable, además de consumir drogas.

El ataque tuvo lugar ayer viernes, sobre las 13.00 hora GMT, y poco después testigos presenciales de lo ocurrido le describieron como un hombre que parecía enloquecido y que gritó "Allah u-Akbar" ("Dios es grande") tras su primera agresión, que dejó la víctima mortal.

Luego trató de escapar del comercio, pero fue perseguido por la calle un grupo de varios hombres, que le lanzaron sillas y otros objetos para detenerlo, hasta que uno de ellos logró reducirlo y retenerlo hasta que poco después llegó la Policía y le detuvo.

La víctima mortal es un alemán de 50 años, confirmó la Policía ayer en un comunicado, mientras que resultaron heridos una mujer de esa misma edad y cuatro hombres, de entre 19 y 64 años, además de uno de los perseguidores, un ciudadano de 35 años.

Las autoridades alemanas hasta ahora no se han pronunciado acerca de sus posibles motivos y el portavoz de la Policía de Hamburgo, Timo Zill, insistió en las horas siguientes al ataque en que se investiga en varias direcciones. Se espera que la Policía y Fiscalía de Hamburgo comparezcan ante los medios a lo largo de este sábado.

El ataque tuvo lugar en un supermercado de la cadena Edeka del barrio de Barmbeck, zona que quedó acordonada y donde de inmediato se desplegó un enorme operativo policial, que se levantó ya pasada la madrugada. El ataque se produce en medio del clima de alarma que se vive en Alemania, donde al igual que en otros países europeos rige la alerta terrorista de forma generalizada.

Fotos

Vídeos