Macron rinde homenaje a las víctimas de Niza tras la visita de Trump

Desfile en Niza. / Valery Hache (Afp)

Francia, en estado de emergencia desde la ola de atentados de 2015, celebra este año su fiesta nacional bajo estrictas medidas de seguridad

COLPISA / AFPnIZA (Francia)

El presidente francés Emmanuel Macron homenajeó en Niza a las víctimas del ataque con camión que enlutó a esta ciudad de la Costa Azul hace un año, después de haber celebrado en París la fiesta nacional junto a Donald Trump.

Como recordó el equipo de Macron, el 14 de julio, día de la fiesta nacional, "tiene ahora la particularidad de ser también el día del aniversario de un atentado que enlutó Francia". Macron aterrizó por la tarde en Niza acompañado por los expresidentes François Hollande y Nicolas Sarkozy, a quienes invitó a participar en los homenajes. También se encontraba presentes el príncipe Alberto II del vecino Mónaco y varios miembros del gobierno.

Bajo un sol abrasador, Macron condecoró a varios ciudadanos y miembros de las fuerzas del orden que intentaron detener al autor del atentado, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años, quien al volante de un camión de 19 toneladas embistió a centenares de personas en el Paseo de los Ingleses de Niza. En total, 86 personas perdieron la vida.

Franck Terrier, conocido como 'el héroe del scooter' fue condecorado con la Legión de honor, la máxima distinción francesa, en medio de una salva de aplausos. Este hombre había lanzado su moto contra el camión y se agarró de la puerta, propinándole golpes al atacante para que se detuviera. "Estaba dispuesto a morir", había contado este padre de familia que puso en riesgo su vida para salvar la de los demás en una entrevista en julio pasado.

Esa noche, unas 30.000 personas se encontraban en el Paseo de los Ingleses, la más célebre avenida de Niza frente al Mediterráneo, para asistir a un espectáculo de fuegos artificiales por la fiesta nacional. Muchos habían acudido en familia.

Más información

Poco después de las 22:30, un camión embistió a la multitud. El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), aunque la investigación no ha podido confirmar ninguna conexión directa con el atacante, que fue abatido tras su mortífero recorrido.

Macron pronunciaba un discurso hacia las 16:30 y se reuniría después con heridos y familiares de las víctimas del ataque. Los residentes de Niza habían comenzado a conmemorar a sus muertos desde el jueves con una ceremonia religiosa. "Es cierto que la vida sigue, pero es terrible", comentó Florence, una mujer de 52 años, que se dirigió el viernes al paseo para rendir tributo a las víctimas.

Una multitud reunida el viernes por la mañana colocó en el suelo una a una 12.000 placas pintadas de azul, blanco y rojo, para formar en letras gigantes las palabras "Libertad, Igualdad, Fraternidad", el lema de Francia.

En París, sonaron las notas de 'Nissa La Bella', el himno de la ciudad, que interpretó la orquesta del ejército francés durante el desfile de los Campos Elíseos, frente a la tribuna presidencial en la que se encontraban Macron y Trump. Donald Trump fue el invitado de honor de las fastuosas celebraciones por la fiesta nacional francesa, que este año conmemoraron también el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial. Su visita de dos días selló una alianza entre ambos países a los que "nada separará jamás".

Más de 130.000 efectivos de seguridad y socorro fueron desplegados en todo el territorio para velar por la seguridad pública. Los bailes y los eventos populares están bajo vigilancia policial, así como las zonas turisticas más frecuentadas, indicó en un comunicado el ministerio del Interior, "con especial atención" a los aeropuertos y estaciones de tren.

La ola de atentados yihadistas, que se ha ensañado con Francia, ha dejado 239 muertos en ocho ataques distintos desde enero de 2015 y varios han sido frustrados en los últimos meses.

Fotos

Vídeos