Diario Vasco

El Partido Pirata busca derribar al Gobierno islandés en unas elecciones anticipadas por el descontento

Candidatos de las elecciones islandesas
Candidatos de las elecciones islandesas / Reuters
  • Esta formación 'anti-establishment' parte como favorita y podría arrebatar el Ejecutivo a la coalición conservadora

Islandia celebra este sábado unas elecciones parlamentarias donde las encuestas muestran que la oposición liderada por el anti-establishment del Partido Pirata podría derribar la actual coalición de gobierno de centro-derecha.

La fe de los islandeses en su clase política y financiera se vio sacudida después de la crisis financiera de 2008 y terminó aún más erosionada este año, cuando varios altos funcionarios del Gobierno aparecieron en el compendio de cuentas en paraísos fiscales conocido como los Papeles de Panamá.

Las mayores protestas en la historia del país, al final, acabaron con la renuncia del primer ministro David Sigmundur Gunnlaugsson, del Partido Progresista, y a las elecciones anticipadas de este fin de semana.

Fundado por activistas de Internet y encabezado por la poetisa Birgitta Jonsdottir, el Partido Pirata promete limpiar la corrupción, examinar la situación de asilo del ex contratista estadounidense Edward Snowden y flexibilizar las restricciones sobre el uso de la moneda virtual Bitcoin.

Las encuestas recientes muestran que la coalición puede llegar a perder su actual mayoría en el Althing, a menudo descrito como el Parlamento más antiguo del mundo, lo que significa que tendrían que encontrar un tercer socio de la coalición para mantenerse en el poder.

Los Piratas estaría buscando formar una mayoría con los partidos de la oposición actual: El Movimiento de Izquierda-Verde, la Alianza Socialdemócrata y Futuro Brillante, alimentados por una encuesta de por Visir y Stod 2, donde los partidos de gobierno obtendrían solo un 37 por ciento, mientras que los cuatro partidos de la oposición obtendrían diez puntos porcentuales más.

En una apretada carrera, el recientemente establecido partido reformista Vidreisn, proeuropeo y liberal, podría inclinar definitivamente la balanza. La participación en Islandia es normalmente alta, alrededor de un 80 por ciento, pero los votantes jóvenes son menos propensos a emitir su voto, lo que podría afectar al apoyo a los piratas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate