Diario Vasco

Francia rinde homenaje a las víctimas del atentado de Niza

El presidente francés, Frrancois Hollande, durante el homenaje en Niza.
El presidente francés, Frrancois Hollande, durante el homenaje en Niza. / Eric Gaillard (Efe)
  • El 14 de julio, 86 personas perdieron la vida y más de 300 resultaron heridas cuando un terrorista irrumpió con un camión en el Paseo de los Ingleses durante de la fiesta nacional gala

Las más altas autoridades francesas, encabezadas por el presidente, François Hollande, miembros de la clase política y familiares rindieron hoy un homenaje nacional a las víctimas del atentado de Niza del pasado 14 de julio, que causó la muerte de 86 personas y heridas a más de 300.

Una mujer que perdió a seis allegados leyó un discurso en nombre de las víctimas, en el que apeló a mantenerlas en el recuerdo. Vidas truncadas "por un suicida que actuaba en nombre de una religión que no era la suya", señaló la mujer, en referencia a Mohamed Bouhlel, que entró con un camión en el Paseo de los Ingleses de Niza poco después de que acabaran los tradicionales fuegos artificiales de la fiesta nacional gala y atropelló a numerosas personas de entre las 30.000 que se congregaban en el lugar.

Con este acto, el Gobierno francés ha querido escenificar la unidad de la nación en favor de las víctimas y contra el terrorismo, que quedó visiblemente afectada tras el atentado. Entonces, las autoridades de Niza acusaron al Ejecutivo de no haber tomado las medidas necesarias para proteger el lugar, lo que se saldó con una dura polémica.

Unidad contra el terrorismo

En un homenaje que tuvo lugar en Niza cuatro días después del atentado los ciudadanos abuchearon al primer ministro, Manuel Valls. Valls en esta ocasión no estuvo en el homenaje nacional, a diferencia de buena parte de los miembros de su Gobierno y de las principales figuras de la oposición.

Entre ellas, la líder ultraderechista Marine Le Pen, ausente en el homenaje nacional a las víctimas tras los atentados yihadistas de París y Saint-Denis del 14 de noviembre de 2015 al considerar que no era bien recibida, lo que escenificó la división política tras aquella tragedia que costó la vida a 130 personas. Hollande estuvo acompañado del príncipe Alberto de Mónaco, único jefe de Estado extranjero presente en la ceremonia que tiene lugar en una ciudad muy próxima al Principado.

Casi tres meses después del atentado de Niza, todavía 15 personas permanecen hospitalizadas por las consecuencias de una tragedia en la que murieron personas de 19 nacionalidades diferentes. El homenaje tuvo lugar en la Colina del Castillo, desde la que puede apreciarse el Paseo de los Ingleses, escenario del atentado pero que los familiares de las víctimas no quisieron que fuera el lugar del acto por respeto a los fallecidos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate