Diario Vasco

Juncker propone doblar hasta 630.000 millones el plan de inversiones de la UE

vídeo

Jean-Claude Juncker. / Foto: Patrick Seeger (Efe) | Vídeo: Europa Press

  • discurso sobre el estado de la unión

  • El denominado 'Plan Juncker' busca impulsar el crecimiento y el empleo, pero varios países se muestran reticentes a contribuir económicamente

  • El presidente de la Comisión Europea defiende que el 'Brexit' "no amenaza" la existencia del proyecto europeo

  • Aboga por crear un "cuartel general único" y un "fondo europeo de defensa" para que el bloque sea más eficaz en ese ámbito

El presidente de la Comisión Europa, Jean-Claude Juncker, ha propuesto este miércoles ampliar la duración y la capacidad de su plan de inversión, en su discurso anual sobre el Estado de la Unión en la Eurocámara en Estrasburgo. "Inversión significa empleos. Hoy propongo duplicar la duración y la capacidad de nuestro fondo de inversión", ha dicho el presidente del Ejecutivo comunitario, quien busca alcanzar los 630.000 millones de euros para 2022.

El denominado 'Plan Juncker', que busca impulsar el crecimiento y el empleo en Europa, contemplaba un objetivo de 315.000 millones de euros durante tres años a partir de 2015 a través del Fondo para Inversiones Estratégicas financiado por el presupuesto europeo y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), además de inversores privados.

"Por supuesto, con la contribución de los Estados miembros, podemos ir más rápido", ha resaltado Juncker a los eurodiputados, máxime cuando países del bloque se muestran reticentes a contribuir económicamente. Durante una cumbre en Atenas el pasado viernes, mandatarios de varios países del sur de la UE, entre ellos el francés François Hollande y el italiano Matteo Renzi, acordaron apoyar la voluntad de Juncker de duplicar su plan de inversión.

El 'Brexit' "no amenaza" el proyecto europeo

Por otro lado, Juncker ha defendido que la decisión británica de abandonar la UE "no amenaza" la existencia del proyecto europeo. "Respetamos aunque también lamentamos la decisión británica, pero esto no amenaza la UE", ha asegurado Juncker, quien ha mostrado su deseo de alcanzar un acuerdo con Londres lo más rápido posible para su salida.

El pasado 23 de junio, los británicos decidieron en referéndum abandonar la Unión Europea, una decisión que ha abierto una nueva crisis en el bloque que por primera vez en su historia se enfrenta a la retirada de un país miembro. Para negociar la salida, el Gobierno británico, que desea continuar en el mercado interior europeo pero con condiciones, debe comunicar todavía oficialmente la decisión a la UE. La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que no lo harán antes de finales de 2016.

"Nos gustaría alcanzar un acuerdo rápidamente para la salida" de Reino Unido, ha destacado Juncker. Para ello, la Comisión Europea ha anunciado este miércoles la creación de un grupo de trabajo, a cuyo frente estará el excomisario francés Michel Barnier. "Este nuevo grupo de trabajo reunirá a la flor y nata de la Comisión", ha declarado Juncker, para quien el equipo de negociadores sabrá "estar a la altura de este nuevo desafío" y poner en marcha "una nueva cooperación con Reino Unido tras su salida de la Unión".

El presidente del Ejecutivo comunitario ha defendido la libre circulación de personas como una parte innegociable del mercado interior, medida criticada durante la campaña del referéndum británico por los partidarios de abandonar la UE. "Tenemos que darle a aquellos que quieren la libre circulación lo que piden a nivel de mercado, pero cuando haya también [libre circulación] de personas. No puede haber libre circulación a la carta", ha destacado.

Fondo europeo de defensa

Juncker ha subrayado además que la UE necesita "un cuartel general único" en materia de defensa y ha urgido a avanzar hacia una fuerza conjunta europea. "Sin estructura permanente no podemos actuar con eficacia. Será necesario que tengamos un cuartel general único en la UE (...) y orientarnos hacia recursos militares comunes" y complementarios a la OTAN, ha manifestado. "Una mayor defensa europea no significa menos solidaridad transatlántica", ha subrayado el presidente del Ejecutivo europeo, máximo cuando 22 de los 28 países de la UE son miembros de la Alianza Atlántica.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, es la principal impulsora, a través de su plan Estrategia Global, de más inversión en materia de seguridad y defensa para "hacer frente a las crisis exteriores" y "garantizar la seguridad de Europa". Aunque a principios de septiembre Mogherini descartó una ejército común en un futuro próximo, abogó en una entrevista reciente al diario 'La Repubblica' por la creación de un cuartel general civil y militar común europeo en Bruselas, donde la OTAN también tiene su sede.

La cuestión de la seguridad centrará la reunión el viernes de los 27 mandatarios europeos en Bratislava, sin la primera ministra británica Theresa May, para reflexionar sobre el futuro de Europa. La salida de Reino Unido representa también la marcha de una de las principales potencias nucleares y militares de la UE, con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero también de uno de los países más reticentes a avanzar hacia un ejército común.