La Escocia independiente sería gobernada por consenso

La Escocia independiente sería gobernada por consenso

La Comisión de Crecimiento del SNP cree que puede ser una de las 12 mejores pequeñas economías del mundo

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres

La Comisión para el Crecimiento Sostenible, creada por el Partido Nacional Escocés (SNP), ha presentado su informe, en el que propone que las estrategias a largo plazo sean aprobadas por un consenso institucional entre los partidos, acompañado de procesos de consulta, también a través de las instituciones, con representantes de empresas y de empleados, y otras asociaciones implicadas en las políticas sectoriales.

La comisión presenta su estudio como un argumento para el optimismo y afirma que Escocia puede ser una de las doce pequeñas economías con más éxito en el mundo. Los modelos a seguir son Dinamarca, Finlandia o Nueva Zelanda. Todos los ingresos del gas y del petróleo del mar del Norte serían invertidos en un fondo de inversión para las generaciones futuras. La libra esterlina seria la moneda al menos «en una larga transición».

La Comisión de Crecimiento creada, en 2016, por el SNP está compuesta por 14 políticos, académicos y empresarios, y propone medidas para «sostener el crecimiento en el período incierto del 'Brexit', examina esas propuestas y las proyecciones financieras en el contexto de la independencia y analiza la posibilidad de una moneda propia.

El informe quiere dotar al SNP de nuevos argumentos en favor de la independencia, porque las incertidumbres económicas tuvieron un rol importante en la victoria del 'no' en el referéndum celebrado en el otoño de 2014. Las propuestas en aquella campaña se incluían en un Libro Blanco elaborado por el Gobierno del entonces líder, Alex Salmond.

Sondeos

El informe es oportuno para mantener viva la llama que guía al movimiento por la independencia. El SNP celebra un congreso el 8 y el 9 de junio. En el último año, el sondeo- 11 de marzo- con intención de voto más apretada, daba cuatro puntos de ventaja al 'no'. Quince días después, el último dio 12 puntos. En 2014 ganó el 'no' por 10.6 puntos porcentuales.

En su documento, la Comisión afirma la necesidad de concentrar las acciones de la Escocia independiente en la innovación, la gestión de los recursos naturales propias, la apertura a la inmigración, la igualdad de género en el empleo o la reducción de la pobreza. Creen los comisionados que los poderes de la independencia pueden marcar una dirección diferente a la de una «economía británica desequilibrada».

En el contexto del 'Brexit', la Comisión señala que el mantenimiento de una frontera sin fricción con Reino Unido y la Unión Europea es «una prioridad máxima» y señala también que, aunque no ve la reducción de impuestos a los beneficios de la empresa como una propuesta sostenible, no se deberían crear tipos superiores a los de Reino Unido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos