Trump critica la «burocracia» de la ONU

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / EFE

La primera comparecencia del presidente de EE UU es el plato fuerte de la Asamblea General, cuya atención recae sobre las polémicas militares con Corea del Norte

COLPISA / AFPNueva York

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado este lunes la excesiva "burocracia" de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante su debut en la Asamblea General, donde se ha iniciado una semana de intensos debates sobre las mayores crisis del planeta.

"La ONU debe centrarse más en la gente y menos en la burocracia", ha dicho; y sobre todo buscar "resultados", ha comentado Trump. Su estreno, con su campaña para reformar la organización y su crisis con Corea del Norte, es el plato fuerte de una asamblea que convierte a Nueva York en el centro de la diplomacia mundial.

"La ONU fue fundada con metas verdaderamente nobles. Pero, en años recientes, Naciones Unidas no ha alcanzado su pleno potencial por culpa de la burocracia y la mala gestión", ha reiterado en la sede neoyorquina. Sin embargo, se ha mostrado satisfecho con las acciones desarrolladas por António Guterres como secretario general.

Al inicio de la reunión, Trump ha afirmado que Naciones Unidas "está cambiando rápidamente" por esas acciones de su secretario general. Por su parte, Guterres ha indicado que reducir la financiación estadounidense al presupuesto de la ONU crearía "un problema irresoluble".

"Ningún estado miembro debería cargar de manera desproporcionada con la responsabilidad, ni militarmente ni financieramente", ha señalado Trump al sentarse entre Guterres y la embajadora estadounidense, Nikki Haley. La propia Haley ha impulsado el recorte de 600 millones de dólares al presupuesto de las misiones de paz de la ONU este año.

La embajadora estadounidense ante la ONU ya destacó el pasado viernes que hay más de 120 países que apoyan su declaración que pide una reforma de la ONU; incluso dijo que es "una cifra milagrosa" que demuestra el apoyo para "un paquete masivo de reformas" que serían dirigidas por el propio Guterres.

Los gobiernos de Francia y Rusia han reaccionado con frialdad a dicha iniciativa, preocupados de que los diplomáticos de EE UU estén más centrados en recortar su presupuesto que en mejorar la eficiencia de la ONU. Así, todos los ojos están puestos en el imprevisible Trump para ver cómo compagina su "America first!" con el multilateralismo defendido por la ONU.

Más de 120 jefes de Estado

Se espera que más de 120 jefes de Estado y de Gobierno participen desde Nueva York en los debates de la Asamblea General y en reuniones bilaterales. Además del problema norcoreano, las discusiones se centrarán en la situación de Venezuela, de Birmania, de Siria, e Libia, en varios conflictos africanos o en el futuro del acuerdo nuclear con Irán.

La primera aparición del actual presidente yanqui tendrá ante los líderes mundiales es el acontecimiento que más expectación ha despertado. Su discurso oficial está previsto para el martes, jornada en la que se inicia la Asamblea General.

Muy crítico con la ONU y con un mensaje eminentemente nacionalista, Trump tiene la oportunidad de dibujar su visión del mundo y sus grandes prioridades en el ámbito internacional. Y la Casa Blanca aprovechará para insistir en la necesidad de reformas, tras haber amenazado con un importante recorte de los fondos que aporta.

Así, Trump ya ha presidido este lunes una cumbre de jefes de Estado para impulsar cambios en la gestión de la ONU, un encuentro en el que también intervendrá Guterres. Él, que vivirá su primera Asamblea General en el cargo, ha propuesto una amplia agenda de reformas para agradar a EE UU y gestionar la delicada relación con el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

«Agil y efectiva, flexible y eficiente»

Guterres ha afirmado que su organización debe buscar una reforma para volverse más "ágil y efectiva, flexible y eficiente". El secretario general ha lamentado que la burocracia, las "estructuras fragmentadas" y los "procedimientos bizantinos" sean algunos de los defectos.

"Estamos haciendo progresos hacia un audaz y amplio programa de reformas para fortalecer Naciones Unidas", ha añadido Guterres durante el acto junto a Trump, prolongado apenas 20 minutos y con palabras de introducción y de despedida a cargo de Haley.

"Para servir a la gente que apoyamos y a la gente que nos apoya, debemos ser ágiles y efectivos, flexibles y eficientes", ha insistido Guterres a la vez que ha recordado que la ONU debe ceñirse a los principios de su carta fundacional.

Fotos

Vídeos