Diario Vasco

Dave Bieter: «Los republicanos han elegido a un narcisista, puntilloso, profascista y demagogo»

Dave Bieter, en Boise, localidad que gobierna desde 2004.
Dave Bieter, en Boise, localidad que gobierna desde 2004.
  • El demócrata y referente de la diáspora vasca asegura, en vísperas de las elecciones, que Donald Trump es «ciertamente tan aterrador como parece»

Cumple la cuarta legislatura como alcalde de Boise, capital de Idaho, lo que le ha valido un enorme respeto entre la clase política norteamericana. Hasta ha viajado en el Air Force One acompañando a Barack Obama en sus mítines de Idaho. Dave Bieter (Boise, 1959) es un referente de la diáspora vasca. Su abuelo emigró a América desde Larrabetzu para ganarse la vida como pastor y él mismo residió en Oñati en 1974 para desarrollar un programa universitario de estudios vascos promovido por su propio padre. Desde entonces, ha mantenido una vinculación constante con Euskadi. No oculta su pertenencia al partido demócrata -la mayoría de pastores emigrantes vascos se han identificado tradicionalmente con el bando republicano- aunque es de los que entiende que la política debe estar al servicio de los de un color y los de otro. En vísperas de las elecciones norteamericanas, nos ofrece su perspectiva.

- ¿Ha tenido usted un papel activo durante la campaña?

- No mucho. Mi sitio en la política americana está en hacer de la ciudad de Boise el lugar más habitable, como mínimo, de nuestro país. Creo que durante los últimos años hemos dado grandes pasos hacia el logro de este objetivo.

- Primero se le acusó de hacer trampas en las primarias frente a Bernie Sanders y ahora, de utilizar un polémico sistema de email siendo secretaria de Estado. ¿Sigue viendo a Hillary Clinton como su mejor candidata?

- Es nuestra mejor candidata porque fue ella la que ganó la nominación del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos. Si hubiera habido un candidato o candidata mejor, él o ella hubieran ganado. Pero al margen de aquel resultado, creo que Clinton también es la más cualificada para ser presidenta. Ella tiene una abundante experiencia y probablemente sea la persona más fuerte y firme de la política americana, cualidades que desgraciadamente va a necesitar dados los tiempos que nos vienen.

- Sigue habiendo voces que echan de menos a Sanders. La última, la de la actriz Susan Sarandon...

- Tengo un profundo respeto por Bernie Sanders. Él propuso muchas políticas, con muchas de las cuales estoy de acuerdo, que ahora mismo están al frente de la candidatura del Partido Demócrata.

- Pero...

- Pero nunca ha podido implementar con éxito esas políticas durante décadas que ha estado en el senado. Sinceramente, no creo que pudiera ser eficaz en aplicarlas como presidente. Sin embargo, por una parte tengo que decir que ha conseguido empujar a Hillary hacia la izquierda. Por otra, creo que Bernie va a convertirse en una gran fuerza en el senado. Creo que son dos buenas noticias para el país.

- Hablando de aplicar políticas. ¿Cómo valora el mandato de Barack Obama?

- Ha sido un gran presidente en una de las épocas más duras que hemos tenido en décadas. Nuestras políticas se han visto cada vez más polarizadas y el presidente Obama ha sabido estar por encima de las críticas más ácidas y destructivas para llevar a cabo una gestión caracterizada por la elegancia y la habilidad política. Pese a ello, lógicamente, no comparto el cien por cien de lo que ha hecho y realizo mi crítica constructiva.

- ¿Qué le ha faltado o sobrado?

- Mi mayor desacuerdo vino a consecuencia de la crisis de las hipotecas, por la falta de habilidad del Gobierno federal para intervenir con mayor contundencia y efectividad. Creo que ahí estuvo el principal motivo para que el bando republicano ganara en las elecciones legislativas de 2010 y Obama perdiera la mayoría en la Cámara baja del Congreso. A su vez, el no haber sido capaces de aprovechar las mejoras que salieron del congreso demócrata para promover una mejor legislación fue muy frustrante.

- ¿Puede esa frustración condicionar el resultado electoral?

- Lo que está claro es que el presidente Obama se ha preocupado profundamente por trabajar de una manera abierta a los dos partidos. Desafortunadamente, se ha encontrado con la que ha sido quizás la minoría republicana más partidista, cínica y obstruccionista de la era moderna. Eso sí que puede condicionar.

- Ya que se ha referido al bando republicano. ¿Es Donald Trump tan malo como nos lo pintan?

- Lo que va a pasar en estas elecciones es algo que nunca se ha visto. Los republicanos han nominado a un narcisista, puntilloso, profascista y demagogo, y esto ha colocado a nuestro país, y quizás a todo el mundo occidental, en un riesgo real. Donald Trump es ciertamente tan aterrador como parece.

- Los guipuzcoanos no votamos, pero explíquenos por qué dice lo que dice.

- Haber vivido en el País Vasco durante el final de la época de Franco hace que su figura me resulte aún más temible. No estoy diciendo que Trump sea lo mismo que Franco, pero su admiración hacia Putin y otros regímenes dictatoriales, la supremacía de los blancos que exhibe, así como su evidente imprecisión ante la legalidad me recuerdan esa horrible época que vivisteis los vascos bajo el régimen del dictador.

- Las últimas encuestas indican que no hay tanta gente que piense lo mismo.

- Estoy temeroso de de ver cómo se pueden manifestar estas repugnantes características en su figura si es que llega a sentarse en el despacho oval como presidente de los Estados Unidos.

- ¿Usted también cree que puede llegar a ganar?

- No. Creo que va a perder. Y eso va a suponer una muy buena noticia para los norteamericanos. La firmeza y la experiencia le van a ayudar a Hillary Clinton a convertirse en una presidenta efectiva. Además, tengo la profunda esperanza de que ella va a poder contar con un senado de mayoría demócrata y va a poder permanecer durante un largo periodo en la Casa Blanca. En fin, ya lo veremos.

- ¿Se ha visto su labor diaria, de alguna manera, condicionada por el clima preelectoral?

- Yo trabajo desde una oficina independiente y este hecho me lo tomo muy en serio. Me empeño con tesón para perseguir logros que redunden en nuestra ciudad sin tener en cuenta el clima de partidismo político que nos rodea. Sin embargo, es algo sabido que soy un demócrata y, de hecho, creo que el partido demócrata puede ayudar a nuestra ciudad a avanzar en la misma buena dirección en la que puede ayudar a ciudades a lo largo y ancho de los Estados Unidos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate